LA VERDAD DEL CRISTIANISMO

JmjEl 49% de los jovenes españoles se declaran creyentes , la otra mitad se confiesa agnóstico o ateo. Me parece que con la que está cayendo es una maravilla que todavia haya tantos jovenes que resistan el empuje del relativismo, el hedonismo y el consumismo y se atrevan a declararse creyentes. La presión social y de lo "politicamente correcto" fomenta lo fácil, lo apetecible y lo que se consigue sin esfuerzo, por esa razón me parece una buena noticia el dato anterior.

La razón principal, según los autores del estudio de la Fundación Santa Maria sobre la juventud, para que la Iglesia sea vista de manera negativa es su actitud ante lo relacionado con la sexualidad.

La mayoria de los jovenes dicen que las enseñanzas religiosas recibidas no les han servido para nada. Estoy convencido que estos datos se complementan. En el fondo, los que rechazan a la Iglesia por su idea sobre la sexualidad  no conocen realmente esa doctrina, se rigen por "cliches" y titulares de prensa.

La labor para transmitir la verdad sobre el cristianismo es urgente. Creo que los jovenes no rechazan el cristianismo sino la imagen que tienen de él. Con un conocimiento verdadero se darían cuenta, como lo hacen muchos, que ser cristiano es ser rebelde y antisistema, algo muy propio de los jovenes.

La doctrina católica sobre el sexo es profundamente humana y liberadora, el problema: es exigente y eso no va con los tiempos.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

6 comentarios

  1. Respeto tu forma de pensar, aunque no la comparto. Lo que no me parece de recibo es que cargues a laicos, agnósticos o ateos con los estereotipos del hedonismo o el consumismo. El del relativismo podría llegar a aceptarlo.
    Sin embargo, conozco en una proporción muy parecida a consumistas creyentes y no creyentes. La principal diferencia desde mi punto de vista es que los no creyentes tienen una mayor sinceridad al aceptar su condición de consumistas que los creyentes.
    En cuanto al hedonismo, también pienso que se se puede aplicar en una proporción muy similar en ambos grupos. De nuevo la diferencia es que a los no creyentes nos cuesta menos reconocernos como tales.
    No me considero en el primero de los grupos, aunque si en el segundo, y de hecho no considero que exista ninguna connotación negativa en el hecho de tratar de vivir buscando el placer en su mayor extensión posible. De hecho creo que el objetivo último de la vida es ser feliz, que no es más que la búsqueda del placer en sus diferentes formas y vertientes, al menos desde mi punto de vista.
    En cuanto a la postura de la Iglesia en temas sexuales, me parece cercana a la Edad Media, aunque evidentemente ese es una posición particular y respeto a los que decidís seguir su doctrina. Cada uno con su cuerpo debe hacer lo que le parezca mejor.
    Un saludo.

    Responder
  2. Aníbal

     /  16 abril, 2006

    Gracias por tu comentario “soy de izquierdas”, estoy de acuerdo contigo en que mi post es algo maniqueo. Efectivamente el hedonismo no es algo exclusivo, tambien los creyentes nos dejamos llevar por el hedonismo en muchas ocasiones. No estoy de acuerdo en que la felicidad esté en el placer, al menos en el fisico, éste es algo pasajero y el ansia de felicidad del hombre es infinita; creo que la autentica felicidad tiene mas que ver con lo espiritual aunque lo fisico acompaña. La doctrina moral sobre sexualidad de la Iglesia está muy acorde con la condición humana y es consecuencia de ella. Creeme que, lejos de ser represora, es realmente liberadora, logicamente cuando se admite con libertad. La Edad Media queda ya muy lejos y es un mundo que hemos llenado de topicos que no debieran valer para el hombre del siglo XXI. Un saludo.

    Responder
  3. Hay muchísimos tipos de placer, algunos físicos y otros no. Y creo que hay que aprender a disfrutar el libertad de todos ellos y sin más límites que los que marca el respeto de los derechos de los demás. Pero yo no creo que eso sea malo en ningún caso, por eso no tengo ningún pudor en declararme hedonista.
    No entiendo como puedes decir que las actitudes de la iglesia no son represoras. La iglesia trata de obligar a sus fieles a no practicar ningún tipo de sexo fuera del matrimonio cristiano. Eso es un intento represivo por mucho que sea libremente aceptado por sus fieles.
    En cualquier caso, tampoco es algo que me preocupe. No son católico ni quiero serlo, por lo que son leyes que a mi no me aplican. Si a vosotros os parecen bien, todo perfecto. El problema es cuando se impone a sectores sociales que no tienen la fuerza, la cultura o las posibilidades para elegir en libertad. Esa parte de la represión de la iglesia si me preocupa.
    Un saludo.

    Responder
  4. Aníbal

     /  17 abril, 2006

    No entiendo que se pueda considerar represivo algo que es aceptado libremente. En fin ¡viva tu libertad! y … ¡viva la mia!. Un saludo

    Responder
  5. El cristianismo es una farsa horrible, yo sufri a causa de ella.

    Responder
  6. Anibal

     /  9 julio, 2006

    Liz siento mucho que hayas sufrido. Lo que si te puedo garantizar es que si el cristianismo te hizo sufrir, no era un cristianismo real y autentico. El Cristianismo consiste en seguir a una Persona, Jesús, que entregó la vida por cada uno de nosotros y eso fuente de alegria y paz.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.368 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: