CUIDAR EL MATRIMONIO

Creo que independientemente de creencias morales o religiosas, el divorcio no es algo bueno ni para las personas ni para la sociedad. Detrás de cada matrimonio hay un proyecto personal y común. Cada divorcio es un fracaso de ese proyecto y genera por tanto mucho sufrimiento .

Sin embargo pienso que las personas que se divorcian no han pasado necesariamente por mayores dificultades que quienes permanecen casados; simplemente han sabido gestionar peor las situaciones de crisis.

Toda convivencia es dificil y el matrimonio no está libre de esa dificultad. Cuando se apuesta por mantener el matrimonio y se pide la ayuda conveniente las crisis se pueden superar.

Salvar el matrimonio supone luchar por él desde el primer día para que no lleguen las crisis o para que cuando lleguen se tenga mayor capacidad de superarlas. Uno de los principales problemas se plantea cuando se piensa y actua como si el amor y el matrimonio fueran algo autónomo que funciona por inercia y que se defiende sólo.

Amar supone esfuerzo, entregar, a veces sufrir y siempre ser muy, muy feliz.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.425 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: