CUIDAR LAS FORMAS Y LOS GESTOS

No20gritar Me parece muy interesante para mejorar la labor de los padres como transmisores de un modelo familiar y un estilo de vida saber usar la comunicación no verbal: las formas y los gestos.

A los hijos hay que hablarles de modo sencillo, no es cierto que las palabras se las lleve el viento por lo que hay que cuidar lo que se dice. No es bueno dejar preguntas sin contestar y es bueno procurar que los gestos y posturas se correspondan con lo que se dice.

Frente a la frase tan oída: “me gustaría tener mas tiempo para mis hijos…” es importante tener presente que el cariño y la amistad se forjan en lo ordinario y para eso hace falta tiempo. Hay que aprender a utilizar los gestos y las miradas para transmitir cariño, aceptación, confianza.

La excelencia personal que los católicos llamamos santidad, y que tanto se busca en las escuelas de negocios, se forja en el hogar y en la familia y es consecuencia de un ambiente de cariño y exigencia.

Los obstáculos para educar no están en las nubes, son muy concretos y su superación comienza por inculcar hábitos básicos, hábitos que se pueden vivir todos los días sin buscar situaciones raras o forzadas y que se resumen, simplificando mucho, en horario y orden.

A partir de aquí a los padres se les abre un panorama alentador ya que cuando se actúa sabiendo porqué se hacen las cosas se es mas eficaz.

Decía Chesterton que el principal problema de la familia radica en ella misma cuando se deja llevar del aburrimiento y la monotonía. Se hace necesario recuperar el sentido del asombro ante la vida, ante el cónyuge y ante los hijos.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Anónimo

     /  25 septiembre, 2006

    Fenomenal, pero me gustaría que abundaras en el tema de los gestos. A veces no nos damos cuenta de cómo educan los gestos. Es verdad que las palabras no se la lleva el viento, pero lo que está más que claro es que los gestos se quedan grabados: una sonrisa, un tono de voz, una mirada abierta, un movimiento sereno, etc… Toda la gestualidad es riquísima, merece la pena

    Responder
  2. El tiempo -al igual que el dinero- nunca será -subjetivamente- suficiente!
    El tiempo, al igual que el dinero, hay que
    1) estirarlo y
    2) producirlo.
    Claro que con el tiempo tenemos más posibilidades de aumentarlo que de aumentar el dinero, lo sabemos todos quienes tenemos familias numerosas.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.403 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: