EL JUEGO Y EL JUGUETE

A veces se puede caer en el error de pensar que los niños pequeños son unos seres que están como en una antesala a la espera de ser mayores y entonces comenzar la tarea de la educación, y no caemos en la cuenta de que los primeros seis años de su vida son fundamentales para asentar las bases de su futuro.

Los hábitos inculcados desde esta temprana edad son cimientos sobre los que iremos asentando su personalidad. Se educa desde el nacimiento.

Preguntemos ¿qué hacen los niños hasta los seis años?. Los primeros meses dormir y comer, después ríen, andan, hablan,… y durante este tiempo una cosa es común ¡juegan!. Su actividad es el juego, se podría decir que su trabajo es jugar.

Por medio del juego estamos sentando las bases de niños ordenados, que sepan emplear su tiempo, que sean creativos, imaginativos. Por medio del juego podemos empezar a inculcar virtudes en nuestros hijos.

Los mejores juguetes de nuestros hijos somos sus padres y no somos susceptibles de ser sustituidos por ningún juguete, por muy caro que sea. Los primeros juegos del bebé son las sonrisas, los bostezos, las caras que ponen sus papas.

También sus manos, sus pies ¡qué novedad cuando los descubre!. También son momentos de juego el baño, un baño con patitos, botes, muñequitos. Cuando el bebé comienza a andar empiezan los peligros, los enchufes, los cajones, las sillas, mesas, etc…

Alrededor de los dos años les encanta jugar con cacharritos y construcciones, con cubos, hacer y deshacer torres, puzzles de madera. El mejor juguete no sustituye a los padres. Para qué gastar fortunas si nos valen unas cajas, unos envases de yogur vacío, las pinzas de colores de la ropa, unos trozos de tela… Que decir de las salidas al campo y de los viajes. Correr, recoger hojas del suelo, oír el viento, ver el sol, los colores, en resumen gozar de la Creación.

En los viajes podemos cantar, ver pueblos al pasar, buscar los toros de Osborne al borde de la carretera. Desde muy pequeños se les puede hacer disfrutar de los colores, olores, paisajes. De esta manera de mayores serán personas sensibles, observadoras.

Llegamos a los 4/5 años, y entramos en la etapa del "juego en serio", y empezamos a preparar a futuros estudiantes, profesionales serios y no chapuceros. Esto lo podemos conseguir ayudando a elegir un juguete o juego, y aguantar un tiempo con él, no dejándonos llevar del capricho, no cambiando de juego cada minuto. Recoger un juguete antes de sacar otro también es importante, y estamos educando en el orden.

¿Porqué es esta edad la edad del juego por excelencia?. Básicamente porque en ella se dan el afán de imitar, el ansia de repetir, la constante actividad y la satisfacción de aprender. Y es que los niños aprenden jugando, su experiencia y conocimiento se basa en el juego. Todo lo que hacen los niños es un juego: vestirse, ordenar su cuarto, pintar, usar plastilina, hacer puzzles, etc.

Por medio del juego aprenden a elegir, a responsabilizarse, a recoger cuando terminan. Son mas útiles los juguetes baratos y sin pilas que los sofisticados, con estos últimos se dedican a mirar y desarrollan poco sus potencialidades. Merece la pena jugar a los tradicionales juegos de mesa, en los que participa toda la familia, al “veo, veo”, a las adivinanzas, etc…

El juego y el juguete son un tema inacabable y no pretendemos acabarlo, sirvan estas líneas para concienciarnos de su importancia.

¿SABÍAS QUE…?

-Toda la actividad del niño es un juego.

-Enseñando a jugar estamos preparándoles para estudiar y trabajar.

-Es preferible una caja, una tela y un muelle que el último juego electrónico anunciado en la televisión.

-Es preferible el juego al juguete.

-Jugar con nuestros hijos nos acerca a ellos.

-El mejor juguete de los hijos son los padres

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. grace flores

     /  2 abril, 2009

    Muchas gracias el leer texto me ayudado a entender que el tiempo que miro novelas cuando llego del trabajo se lo debo dar a mis chiquititos gracias porque me enseñaron en meno de cinco minutos que soy el mejor juguete de mis hijos y no tengo precio para no alcanzarlo. voy a empezar a jugar a leer con mis hijos, ellos tienen 6 años y 11 años.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.425 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: