Matrimonio y sentimiento (IV)

El matrimonio es ese paso más que se da cuando hacemos intervenir algo que es específico del hombre cuando hace uso de la libertad: el compromiso. Nos queremos y decidimos que eso que ahora vivimos tenemos la voluntad de mantenerlo y, además, lo manifestamos públicamente.

Desde ese momento se entra en otra dimensión de mayor calidad y altura. Ya no puede ser el sentimiento, por muy importante que sea, el que rija la vida de la pareja. Se da paso a la voluntad, a la libertad y al trabajo diario para mantener el amor.

Se que la afirmación anterior no es muy popular y que puede dar la impresión de frialdad. Nada más lejos de mi intención. Repito que los sentimiento son muy importantes pero no pueden ser la guía ni el fundamento de un matrimonio ya que quedaría construido sobre arena.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.425 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: