El valor de las palabras

Images_57La palabra siempre ha sido un signo de honor y de hombria. Antes de que existieran los notarios o escribanos, los acuerdos y tratos se cerraban de palabra y con un apretón de manos siendo auqello algo sagrado.

Hoy en dia las palabras cada vez significan menos, el relativismo y el buenismo al que se referia hace unos dias mi amigo Luis en su blog La familia han hecho que, bajo la suprema idea de que todo es lo mismo y que no hay nada mejor ni peor, que no existe el bien y el mal ni la verdad o la mentira, las palabras no signifiquen nada.

Para comprobarlo basta con considerar las palabras o expresiones siguientes: matrimonio y pareja, hacer el amor y fornicar, compañera y esposa

Entiendo perfectamente que haya personas que no quieran casarse, están en su derecho, pero que no intenten que las cosas que son distintas sean iguales. Les pongo un ejemplo que he leido en un blog: "llevo conviviendo con mi “novia” , a la cual presento como “esposa” xq aun la gente no entiende porq decidimos vivir juntos …. yo nose los demas pero … ". ¿ Porqué la presenta como esposa si no lo es? y sigue: "A partir del segundo año tanto ella como yo tenemos los derechos y deberes similares a los q firmaron contratitos". O sea que presenta a su novia como esposa y no se casa pero a los dos años tiene los derechos y deberes de quienes se casaron y no renuncia a ellos ¿pero no habiamos quedado en que no se quería casar? A este tema le dedicaré un post otro día, no quiero distraerme .

Hay que dar la batalla de las palabras, hay que recuperar su significado. Así cuando hablemos de matrimonio hablamos de matrimonio y no de pareja, cuando hablemos de esposa hablamos de esposa, cuando nos referimos a las relaciones sexuales comprometidas y llenas de entrega al otro hablamos de hacer el amor y si no es así hablamos de fornicar.

No se trata de juzgar, ni de criticar, ni de creerse mejor que nadie, se trata de hablar de manera clara y concisa y de asumir con todas sus consecuencias lo que se elige. Las palabras vacías o con múltiples significados nos conducen al totalitarismo y a la manipulación.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Caminante

     /  9 enero, 2007

    De acuerdo contigo. Coseravar el rigor en la conversación, usando la palabra correcta. Es muy fácil, por ósmosis, dejar que se corrompa el lenguaje.
    Es un ejercicio de atención y de coherencia.
    Te felicito.
    U n fortísmo abrazo.

    Responder
  2. María

     /  11 enero, 2007

    Bravo¡¡ que claridad de exposición de algo tan común y que nos agrede cada día y que además persigue ridiculizar y abolir cuando uno se ciñe y al nombre que representa el hecho/el concepto/la situación

    Responder
  3. Tengo una costumbre, al despedirme digo: hasta mañana, si Dios quiere. Cuando, hablando con otro/s, formulando deseos: pues si sale tal cosa, si Dios quiere. Es lo que aprendrí de la familia de mi madre. Lo sigo haciendo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.327 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: