El ejemplo de las arañas

Las arañas son bichos bastante desagradables. Sin embargo, observar cómo tejen una telaraña es algo espectacular. Poco a poco van tejiendo una red a partir de un solo hilo, cuanto más tejen más fuerte es la red y más dificil resultará romperla.

Hay muchas cosas de la vida y la naturaleza que me hacen disfrutar de la maravilla que es el matrimonio. Hoy, las telas de araña me recuerdan que el matrimonio es el mayor generador de las mejores y más fuertes redes sociales. El amor de un hombre y una mujer genera las relaciones más potentes que se dan entre los hombres: paternidad, filiación y fraternidad.

Si no existiera el matrimonio no se darían los fortisimos lazos familiares que únicamente él genera. Son lazos fortísimos porque su nexo de unión es el amor. El matrimonio se convierte así en la base de una sociedad fuerte y cohesionada formada por seres que se saben queridos y aceptados a cambio de nada y por ello más libres.

El matrimonio es la base de una sociedad optimista, alegre y libre. Sin él habría, sin lugar a duda, muchísimos menos niños y por tanto menos hermanos, menos primos y, con el paso del tiempo, menos tíos, menos abuelos. Habría menos redes fuertes y por tanto menos sociedad.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

4 comentarios

  1. Que bueno Anibal!
    Que buena forma de decirlo y que linda la imagen que usas!
    Supongo que a todos, pero especialmente a los que nos queda cada vez más cerca el matrimonio (con Luciana nos casamos en septiembre!), nos hace mucho bien, nos ilusiona mucho leer algo así.
    Saludos,
    Daniel

    Responder
  2. Carmen

     /  20 febrero, 2007

    Querido amigo que razón tienes, se desmorona la familia, se desmorona la sociedad, estoy contigo en el esfuerzo por ayudar a reflexionar sobre el valor de la familia, es necesario que cada familia encuentre su razón de ser y contagie a todos sus miembros.

    Responder
  3. Anibal:
    Que alegría ver cómo disfrutas tu matrimonio y tu vida como padre. Bendiciones-

    Responder
  4. Aníbal

     /  21 febrero, 2007

    Muchas gracias a Carmen, Cristian y Daniel por vuestros amables comentarios a mi post. La verdad es que no soy poeta, más bien un poco burro al escribir, pero la vida cotidiana y la naturaleza están llenas de alegorias sobre el matrimonio y la familia, basta tener un poco abiertos los sentidos y procurar fomentar la capacidad de asombrarse ante lo cotidiano.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.403 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: