Obviedades

0calverk9cah9tiolcaxx2achcakxtjl3cay0c37Cójase una probeta y llénese con una dosis de prísas, otra de egoismo y finalmente otra de comodidad y ya tenemos lista una bebida de gran consumo. Se trata de una mezcla explosíva que  hace que quienes la beben vivan engañados pensando que están en el mejor de los mundos posibles.

Los efectos letales que produce esta bebida son: pérdida de la capacidad de disfrutar realmente de la vida, el tiempo se pasa sin vivírlo, pérdida de oportunidades de ayudar a los demás y de crear un buen clima a nuestro alrededor, generación de frustración y de baja capacidad de resistencia frente al fracaso.

El antídoto es muy barato y está al alcance de cualquiera: dar gracias a quienes nos prestan un servicio, asombrarse y agradecer que haya agua caliente, ver como una bendición que haya sol o que llueva, saborear el abrazo o el beso que nos da alguien de la familia o algún amigo, pensar cómo hacer la vida más agradable a los demás.

La felicidad no se espera, se vive. Pasa por disfrutar de lo obvio, lo cotidiano, lo que pasa todos los días.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Que gran entrada, y por lo sencilla, muy profunda también. Gracias… oye… te debo una cita en la sección blog del mes… sin falta, en Abril. Bendiciones.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.327 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: