El verdadero progreso

Existe cierta tendencia a creer que lo progresista es avanzar mirando hacia adelante despreciando lo pasado. Esta manera de gobernar, ya sea la propia vida, la familia, la empresa o la nación suele llevar al desconcierto cuando no al desastre y es bastante propia de nuestro tiempo tan impregnado de buenismo, infantilismo y utopia idiota.

El futuro hay que hacerlo analizando la naturaleza de las cosas, aprovechando la experiencia y el pasado. Actuar de otra manera supone una gran irresponsabilidad sobre todo cuando se tienen encomendadas labores de gobierno.

El progreso sólido necesita sustentarse sobre raices hondas y fuertes, de esa manera es como se pueden prever las consecuencias. Las personas con visión de futuro y por tanto dignas de confianza no son los visionarios sino aquellas que deciden y actuan teniendo en cuenta el pasado, la experiencia y la naturaleza de las cosas.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.403 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: