Denominación de Origen (D.O.) para el matrimonio

El matrimonio, como institución, no está en crisis. La unión estable y comprometida de un hombre y una mujer es un ámbito ideal para crecer como personas, para saberse queridos y aceptados y para que nazcan nuevas vidas.

Es cierto que el matrimonio debe adaptarse a los nuevos tiempos. Debe saber combinar lo que le es fundamental con aspectos que no contradicen, y muchas veces enriquecen, lo que significa. Es bueno replantearse el papel de la mujer en la sociedad y en el trabajo fuera de casa, es bueno que los roles en el hogar no sean estancos, es bueno fomentar las relaciones de confianza entre padres e hijos. El matrimonio y la familia no son algo estático sino dinámico, como las personas que los componen.

La esencia del matrimonio, su naturaleza, origen y fines, no pueden cambiar. Si lo hicieran ya no hablaríamos de matrimonio, sino de otra cosa. Soy firme partidario de reivindicar la Denominación de Origen (D.O.) para el matrimonio.

2 comentarios sobre “Denominación de Origen (D.O.) para el matrimonio

Agrega el tuyo

  1. Felicidades por el artículo en la Gaceta. Urdaci ha ayudado, me va a caer simpático y todo.
    Un gran abrazo, y no desanimes nunca, te necesitamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: