Familia: escuela de perdón y libertad

Hace unos días manifesté en un programa de radio que la existencia de familias fuertes y normalmente constituidas eran garantía de una mejor y más libre sociedad. Siguiendo en la misma linea de reflexión sobre las bondades de la familia, me encuentro con la siguiente idea del escritor Juan Manuel de Prada:

"La virtud más importante de la doctrina católica es el perdón, en desuso en nuestras sociedades. Excluirlo de ellas resulta muy rentable para los propagadores del odio; cuando alguien es incapaz de perdonar, está mucho más desvalido porque ese dolor le va desgastando. Así, se vuelve más receptivo a mensajes como los que nos llegan ahora, que tratan de exacerbar las bajas pasiones".

No me cabe la menor duda que el perdón se vive y se aprende en la familia. Su base, el amor, es la única fuente de perdón, si no hay amor es imposible que haya perdón. Me hace pensar, y mucho, la idea de que la falta de capacidad de perdonar desgasta a la persona y la hace mucho más receptivo a lo menos humano de la persona.

Lo que De Prada define como "bajas pasiones" engloba un amplio expectro que no sólo se refiere al consumo de sexo, sino al consumismo en general, a la telebasura, en fin, a lo "cutre".

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Familia: escuela de perdón y libertad

    Bookmarked your post over at Blog Bookmarker.com!

    Responder
  2. Jose Eugenio

     /  4 enero, 2008

    Querido Anibal:
    Es muy interesante que menciones el tema de pedir perdón. Tengo observado que en Oriente, que es en donde resido, la gente es más proclive a pedir perdón, a reconocer sus errores (al menos en cosas de poca o mediana importancia), mientras que a los occidentales (al menos a los españoles) les cuesta mucho más. Lo mismo se puede decir de dar las gracias. No es que un español no esté agradecido, pero le cuesta manifestarlo y reconocerlo. Quizás hay un excesivo sentido del derecho, de la autonomía, del individualismo (del egoismo en definitiva), que en algunos casos hace ariscas a las personas, aunque naturalmente haya muchisimas excepciones, gracias a Dios.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.425 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: