Sobre el llamado “Invierno demográfico”

Que en esta Europa nuestra cada vez hay menos niños es un hecho irrefutable. Que todo el mundo piensa que es algo negativo ya es más opinable y lo demuestra el hecho de la ligereza con la que ciertos gobiernos y politicos se toman el asunto. Eso sí, lo que causa furor es lo del cambio climático; y la pregunta que me hago a la vista de los indices de natalidad que hay es ¿habrá futuras generaciones para las que preservar la Tierra?.

Bromas aparte, parece indudable que hay un consenso generalizado en que la baja natalidad es un hecho negativo. Me acaba de llegar la noticia de la próxima presentación de un impresionante documental del que espero poder ofrecer un clip en breve, titulado "Demographc Winter". Se trata de un trabajo que trata sobre los devastadores efectos del invierno demográfico, del estilo de "Una verdad incómoda". Me parece que el estudio del impacto de la baja natalidad en la economía, la sociedad, etc… es muy importante pero no deberiamos dejarnos llevar exclusivamente por la lógica de la eficacia.

Existe otra manera de ver la vida, el hombre, el matrimonio, la familia y por tanto la natalidad, se trata de la lógica del amor. Ésta perspectiva se ve muy bien reflejada en un artículo que publica La Gaceta y que lleva por titulo "El otro cambio climático en el hogar". Sin quitar importancia a los aspectos materiales, es ahí dónde de verdad se juega el futuro de la humanidad y de la familia. ¿De qué servirá tener garantizada la pensión, el trabajo y el aire respirable si los habitantes de la Tierra no tienen dónde aprender a ser humanos?.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

4 comentarios

  1. Francisco Lorezo Salido

     /  18 abril, 2008

    Leo en su blog el tema referente al “invierno demogáfico” y aunque estoy de acuerdo con lo que argumenta me gustaría hacerle una serie de puntualizaciones sobre el tema.No pretendo con éstas dar lecciones de moralidad ni de vida familiar, ya que solo intento explicar los motivos que llevan a esa situación de cambio de clima en la familia y sobre todo en la demografía.Se viene observando, a lo largo de los años la tendencia a unos niveles bajos de fecundidad, que van variando de unas zonas a otras, e incluso de un país a otro.Y si nos paramos a ver el porqué de los mismos, vemos que primeramente se produce esa caida de la fecundidad en las zonas urbanas y después también en las zonas rurales.Que esta caida de la fecundidad se repite por ciclos (según los demógrafos).Pero en el ciclo que estamos inmersos se inicia finales de los 60 .Un hecho importante que tiene lugar por esas fechas ( que explica parte de esa caida de la fecundidad) es el cambio de la contracepción clásica o tradicional(abstinencia,Ogino,coito interrumpido,preservativo) a una contracepción mas moderna en la que aparece el control médico (píldora,DIU,esterilización).E incluso en el caso de una mala utilización de la contracepción, el recurso de un aborto bajo control médico se ha hecho posible,tanto en los paises donde está legalizado, como en la mayor parte de lo otros.En este contexto tan deplorable a la familia, el númenro de hijos que nace,corresponde a aquellos cuya llegada es considerada como que puede ser programada en nombre de una cierta racionalidad.Pero además de esta fácil acceso a esa contracepción e independientemente de las opiniones sobre el tamaño ideal de las familias,otros factores orientan hacia la baja fecundidad:este es el caso del retraso de la edad del matrimonio y de la maternidad,ya que el calendario de nacimientos es desplazado disminuye el número de hijos susceptibles de nacer.Puesto que los datos biológicos que impone un aumento de la infertilidad en mujeres permanece en ese tiempo bastante estable.Los sociólogos adictos a los gobiernos de turno dicen que lo que ha cambiado es la actividad económica de las mujeres;pero si nos fijamos detenidamente en las distintas épocas de la historia del hombre, que siempre ha ocurrido algo parecido.Por todo ello hay que intentar ver otro tipo de cosas ya que conciliar los legítimos deseos de la promoción profesional y la fundación de la familia plantea problemas bantante complejos,puesto que la sociedad actual coloca la primera exigencia a la misma edad que la biología ooloca la segunda, produciéndose una confrontación que da como resultado la dismunución de la fecundidad.Se atrasa la nupcialidad y baja la fecundidad(eso lo dicen las estadísticas).
    ¿que nos va a traer el futuro?,pues en principio lo que mas se ve es el envejecimiento de la población, desequilibrios demográficos de graves cosecuencias sociopolíticas.
    La apuesta será si la “vieja Europa” va a ser dominada por el peso demográfico de las personas mayores o será capaz de detener el proceso cíclico.
    Me viene al a memoria,de la mitología griega,la historia del festín de Cronos que rechazaba el porvenir devorando a sus hijos.
    Pero todo sería muy sencillo si la sociedad lograra apartarse de este espíritu malthusiano que tanto nos influye y privilegiara la acogida por la vida
    Un saludo

    Responder
  2. Anibal

     /  18 abril, 2008

    Francisco me parece muy oportuno y serio tu analisis. Me gustaría aportar otro matiz, al hablar sobre natalidad nos centramos demasiado en la utilidad y necesidad de una natalidad que garantice el relevo generacional. Nos centramos en el trabajo, los medios económicos ¿donde dejamos el amor, la relación humana, la grandeza de ser padre o madre?. Se trata de aspectos muy intimos de las personas que son guillotinados por aspectos técnicos y ello empobrece muchisimo al ser humano en particular y en general. saludos

    Responder
  3. El ser humano es nuestro peor enemigo y sino que se lo digan a todos los pobres animalillos de las granjas o a los iraquíes. saludos

    Responder
  4. Anibal

     /  21 abril, 2008

    La opnión de pisos no hace más que confirmar esa visión pesimista que sobre el hombre tienen muchas personas en nuestra sociedad. A mi me parece muchisimo mas grave que lo que sufren los animalillos en las granjas, el que haya hombres que sean capaces de matar a sus semejantes en las entrañas de la madre antes de nacer. Sin embargo me quedo con el testimonio de millones de personas que a lo largo de todo el mundo trabajan con honradez, aman y son generosos. Es cierto que el ser humano es capaz de barbaridades pero tambien es capaz de grandeza cotidiana, me quedo con esto último. saludos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.368 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: