Un nicho de oportunidades

Frente a la imagen negativa que determinados medios de comunicación transmiten de la vida familiar está la realidad de que la mayoría de las personas consideran a su familia como lo más importante de su vida. La mayoría de las familias mantienen relaciones normales y son, por tanto, un nicho de oportunidades para hacer el bien, para ser feliz.

Las relaciones que se establecen son fuente de estabilidad y seguridad, elementos imprescindibles para asegurar una personalidad equilibrada. Si es verdad que existen familias en las que no se vive así, no es menos cierto que el problema no se encuentra en la institución familiar sino en las personas que la componen.

Por definición en la familia se dan multitud de ocasiones para superar el egoismo y hacer el bien. Cada día hay oportunidades para hacer algo por los demás, cosas pequeñas y concretas que no necesitan de publicidad y que hacen de la familia un ambiente ideal para vivir.

Llegado el caso de pensar que nuestra familia no funciona correctamente es hora de buscar las razones en uno mismo y encontrar que poder hacer para que funcione mejor. Siempre es más fácil buscar y encontrar los errores fuera pero solo los propios se pueden corregir.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.452 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: