Intuir el futuro

Lo propio del ser humano es pensar, razonar, llegar al fondo de las cuestiones y decidir. Las prisas en las que que parece estar basada nuestra sociedad impiden que esto sea así. Hemos montado nuestras ideas sobre los titulares, los mensajes cortos, la repetición de esquemas mentales. Lo que antes consigue llegar al corazón es lo que se queda. Una gran mayoría hace propios principios y creencias sin pararse a pensarlos.

Es lo que ocurre con temas tan sensibles como el aborto, la eutanasia y otros muchos. Sin lugar a dudas, la izquierda ha hecho muy bien su trabajo, lo ha hecho de manera excelente. Tan bien que hasta muchos que no piensan como ellos se muestran acomplejados a la hora de hablar de sus convicciones morales y prefieren pasar de puntillas sobre esos asuntos lo cual refuerza el mensaje llamado "progresista".

Escribo estas ideas a partír de unas declaraciones de la ministra Carme Chacón que afirma que en temas sociales el presidente Zapatero "intuye el futuro" . Nada más lejos de la realidad, el futuro de una sociedad moderna y avanzada pasa por poner los medios para que todos los niños nazcan y tengan una vida digna, para que ninguna mujer se vea abocada a terminar con la vida que lleva dentro, para que las personas en situación de enfermedad grave o terminal se sientan tan queridos, aliviados en su dolor fisico y tratados con tanta dignidad que no deseen morir porque encuentran sentido a la vida aún sufriendo. El futuro no puede ser nunca aplicar soluciones de muerte por la sencilla razón de que la muerte no es futuro.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Quizá Zapatero debería preocuparse por “abrir los ojos al presente”, y no tanto, a un tiempo que a nadie le pertenece.
    Los políticos, en su ansia de poder quieren hacer un futuro que les garantice plenamente su permanencia…niños adoctrinados, informaciones manipuladas, leyes a gusto de pequeñas minorías, en definitiva…”todo vale, menos gobernar”.
    Estoy convencida de que hay que tener confianza en que el mal no va a sobrepasar al bien y, como bien dices, no tener miedo a la hora de defender valores como la vida,la fe o la dignidad humana, “en la salud o en la enfermedad, en la juventud o en la ancianidad”.
    Somos muchos los que sabemos que la peor muerte no es esa en la que dejas de respirar, sino la muerte del alma; cuando no se encuentra sentido ni consuelo en todo lo que te “venden” como la píldora de la felicidad, y cuando además, se ha perdido toda esperanza.
    Nos toca hablar alto y claro…Los acontecimientos que nos toca vivir, no son casualidad.
    Un abrazo Anibal

    Responder
  2. Sr. Cuevas: diga Ud. que sí… Es rocambolesco comprobar como la misión de supuesta ampliación de derechos civiles vaya a través de una eliminación sistemática de sujetos de derechos y la de sus testigos -llámese quienes pensamos de forma diferente-. Yo creo que el axioma prometeico y tardosesencahiochesco: “mis deseos son derechos” está aflorando.
    Muchos ánimos, porque me consta que somos una inmensa minoría los que no nos vamos a dejar hacer…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.403 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: