Porqué se regula jurídicamente el matrimonio

La situación actual del matrimonio se asemeja bastante a la imagen que reflejamos si nos miramos en un espejo roto. Nuestro rostro se descompone en distintas fracciones y, aunque seamos capaces de reconocernos, la imagen no es la real.

Así, el matrimonio aparece en la cultura actual fraccionado en partes que lo componen pero que no son el todo. La imagen que del matrimonio se refleja en el espejo roto se compone de los sentimientos de un hombre y una mujer, de su compromiso a través de un contrato, del amor de entrega, del deseo de continuidad en los hijos y sin embargo ninguna de estas partes por sí solas es matrimonio.

Me viene a la mente esta idea después de leer un resumen de la conferencia que el profesor Martinez de Aguirre pronunció en un reciente congreso sobre la Familia y que se recogen en aceprensa. De sus consideraciones sobre el matrimonio visto desde el punto de vista de su especialidad, el Derecho, resalto una serie de ideas nucleares.

El Derecho da relevancia jurídica al matrimonio y a la familia por tener que regular una estructura antropológica objetiva y no por el deseo psicológico de las personas. Es decir, al Derecho le preocupa bastante poco lo relacionado con los sentimientos y los deseos, se mueve en la esfera de la organización social y de su regulación.

Por ello, no basta con que dos personas se quieran o que vivan juntas para que el Derecho regule esa relación. El amor de dos personas o los sentimientos que les embargan son de nulo interés social o jurídico. Personalmente me parece gravísimo que el Estado regule y de carta de naturaleza jurídica a temas de alcoba.

El interés social de la Familia radica en que posibilita la existencia y socialización de nuevos ciudadanos. A la comunidad le interesa el orden y estructura que el matrimonio procura para de esa manera garantizar la protección de los menores y las relaciones que se producen.

Si existe interés en que otro tipo de relaciones afectivas sean reguladas jurídicamente el camino no es la equiparación de éstas con el matrimonio sino su estudio particular y adaptación en función de su interés social.

Como se ve el debate sobre el matrimonio y la familia lejos de estar cerrado permanece muy abierto aunque algunos se empeñen en negarlo.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

32 comentarios

  1. Mikimoss

     /  10 septiembre, 2008

    Quererse es una motivación para casarse relativamente novedosa que toma protagonismo de manera natural conforme aumenta la libertad de los individuos y la capacidad estatal para establecer condiciones de justicia social. El matrimonio se ha entendido durante toda su historia como un contrato entre clanes, familias o individuos que se establecía para asegurar la perpetuación de una extirpe, un patrimonio, unas creencias o la mera supervivencia de los cónyuges en un contexto socio-económico y político agreste. No parece que haya motivo para volver a ese modelo. En nuestro sistema del bienestar, la felicidad de las personas es el fin de todas las instituciones sociales, porque hemos conseguido constituir a los individuos -y no las culturas, las naciones, las religiones o los estados- como sujetos de los derechos. Olvidarse de esto es deslizarse peligrosamente hacia el totalitarismo. De ahí que los nuevos tipos de matrimonio y uniones de hecho sean perfectamente justificables en tanto que protejan y fomenten una estabilidad sentimental procuradora de bienestar y ampliadora de posibilidades vitales.

    Responder
  2. Para cuando una mani en Madrid para defender a la familia de esos esteriles que quieren llamar a lo suyo “matrimonio”, o aun peor, esos horribles ciudadanos que deciden voluntariamente no tener hijos?
    Si hay autocares y bocatas gratis yo me apunto!
    Para los esteriles yo propongo que se llame a sus relaciones “uniones esteriles”, y para los otros “hedonismonio”, que os parece?
    Saludos, y a seguir luchando por esos derechos que esa gentuza nos roba!
    ironic mode /off

    Responder
  3. Si es que el matrimonio es lo natural y, al final, todos lo buscan, lo que ocurre es que algunos saltan de pareja en pareja buscando ese matrimonio ideal y no se dan cuenta de que ese ideal hay que buscarlo en un único matrimonio, y por supuesto… trabajarlo. El matrimonio ideal se trabaja, no se encuentra.
    Mira esta curiosa noticia que han publicado hoy los medios: http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080909/53535914142.html
    Saludos

    Responder
  4. El matrimonio existe por dos razones o mas bien tres: 1) El embarazo deja a la mujer completamente incapaz de valerse por si misma (a la menos antes de la aparicion de la sociedad postindustrial y sus trabajos que requiern muy poco fisicamente). 2) El niń;os humano nace cmpletamente inerme y hace falta mas de una decada para que pueda valerse por si mismo (y mas concretamente diez o mas inviernos cunaod la comida escasea).
    Ello ocasiona una demanda pôr parte de la mujer de que el hombre no se despues de las relaciones sexuales y que la deje morirse de hambre, una demanda por parte de su entorno de que le hombre este con ella en vez de colocarles en el dilema de alimentar una boca mas cunado ellos mismos tienen dificiultades o dejar morir de hambre a la mujer y al nińo. Finalmente una demanda por parte del hombre que no quiere alimentar ahijos de otro. Lo cual lleva a un contrato y dad la importyancia de este para las partes piden la garantia de la sociedad. Lo cual implica por ejemlo que la sociedad se compromete a perseguir al que no cumpla.
    Y la sociedad tien un interes en garantizar ese contrato a causa de los hijos.
    Podmos notra que cuando la forma es intrinsicamente esteril o ni la sociedad tiene un interes en dar garantias a las partes de la union, ni hay verdaedra demanda (aparte de la voluntad de transgresion ) por parte de la pareja. Por ejemplo en Roma hubo un emperador que tenia publicamente un amante, le hizo construir un palacio pero jamas se le ocurrio instaurar un matrimonio homosexual.
    En el caso del matrimonio incestusoso es la sociedad la que no tiene ningun interes en ayudar esa pareja a tener hijos (por cierto una vez se admite el matrimonio homosexual no hay razon de no admitir el incestuoso).
    Y a los que les molesta que la socieda/el estado regulen el matrimonio pues para eso esta la union libre.

    Responder
  5. ¿Eres realmente consciente de la barbaridad que dices cuando afirmas que una pareja estable de dos hombres o de dos mujeres no son “una estructura antropológica objetiva”? Se nota que quien te inspira es “experto” en Derecho, pero desde luego no tiene ni la menor idea de antropología.

    Responder
  6. Anibal

     /  10 septiembre, 2008

    Mikimoss no estoy de acuerdo en que la felicidad de las personas sea el fin del gobierno. Lo que el gobierno debe procurar es el bien común. No se trata de que los gobernantes sean gurús de la new age. REso es en lo que estamos, el buenismo. La visión que debe tener el gobernante del matrimonio debe basarse en su función social y de organización. Los temas de felicidad, cama y demás corresponden a la esfera intima de las personas. No quiero que el gobierno, sea el que sea, busque mi felicidad sino que disponga las medidas oportunas para que exista la justicia, la legalidad, etc…

    Responder
  7. Anibal

     /  10 septiembre, 2008

    ironic mode /off no estoy de acuerdo con tus manifestaciones. No me parece correcto criticar ni insultar a quienes no quieren tener hijos, para defender el matrimonio y la familia no hace falta eso, sencillamente se trata de reconocer el bien que supone tener hijos y apoyar pero sin insultar ni menospreciar. Hay matrimonios que son esteriles y no me parece correcto equipararles con otras uniones. Saludos

    Responder
  8. De ahí que los nuevos tipos de matrimonio y uniones de hecho sean perfectamente justificable
    No lo son. Se pude vivir juntos sin casarse, se peude incluso cemlebrar uan fiesta por todo lo alto y/o firmar un contrato ante notario para la reparticion de los bienes. Perao son los hijos o mas bien, la posibilidad de tener hijos, los que hacen que la pareje necesite garantias juridicas realmente fuertes y que la sociedad tenga un interes ne incurrir en el gasto de garantizar esa union.
    Si la pareje no teine un interes real (aparte de para pagar menos impuestos) y/o la union no es benefica entonces no hay razon para que haya matrimonio.
    Y vuuelvo a preguntar: si se autoriza el matrimonio homosexual (algo que no sale gratis y que pagamos entre todos con nuestros impuestos) entonces a santo de que no se autoriza el matrimonio incestuoso?
    Pueden vivir juntos si quieren pero eso es cosa suya no algo que la sociedad debe sufragar.

    Responder
  9. Anibal

     /  10 septiembre, 2008

    Muy bueno Bartolomé tanto tu comentario como la noticia. El deseo de felicidad es consustancial al hombre y cuando no estamos muy corrompidos sabemos donde esta se encuentra. Saludos

    Responder
  10. Anibal

     /  10 septiembre, 2008

    JFM te agradezco tu punto de vista que aporta buenas ideas para el debate. saludos

    Responder
  11. Anibal

     /  10 septiembre, 2008

    Diego, la afirmación de Martinez de Aguirre me parece muy acertada: la unión de dos hombres o dos mujeres no aporta nada absolutamente a la sociedad y en todo caso me parece un error antropológico, equiparar estas uniones con el matrimonio me parece algo marginal que puede servir para hacer más divertida y folclórica nuestra sociedad pero sin ninguna base organizativa.

    Responder
  12. En nuestro sistema del bienestar, la felicidad de las personas es el fin de todas las instituciones sociales, porque hemos conseguido constituir a los individuos -y no las culturas, las naciones, las religiones o los estados- como sujetos de los derechos. Olvidarse de esto es deslizarse peligrosamente hacia el totalitarismo
    Otra falacia. El totalistrismo es meterse en la elecion de tu pareja. Quieres ser homosexual? Muy bien. Quieres vivir en forma estable con una persona del mismo sexo? Requetebien. Quieres casarte? Aparta tus sucias manos de mi cartera!
    Y ya que estamos en ellos el totalitraismlo es obligarte a pagar por algo que no te beneficia en nada y la union de dos homosexuales no me beneficia: dentro de treinta ańos el bombero que apagara el incendio en mi casa no habra sido engendrado por una pareja homosexual asi que no tenga ninguna razon de finaciarla.
    Aperte de que como dije el matrimonio homosexual tampoco corresponde a una necesidad de la pareja (cf el analisis sobre la genesis del matrimonio en mi porimer post).

    Responder
  13. Mikimoss

     /  10 septiembre, 2008

    “Se pude vivir juntos sin casarse, se peude incluso cemlebrar uan fiesta por todo lo alto y/o firmar un contrato ante notario para la reparticion de los bienes”
    Pero ¿por qué iba a tener que llamarse y regularizarse de manera distinta lo que esencialmente no lo es, si no es por un afán de discriminación? Ya me dirá usted, ¿qué diferencia esencial hay entre una pareja homosexual y otra heterosexual? Desde luego la posibilidad de tener hijos no, porque entonces no se permitiría casarse a viejos, estériles o a todo aquel que no le saliera de las narices procrear. ¿Y quién es usted para juzgar el interés de dos personas en contraer un vínculo? Si lo desean es que esperarán obtener algún beneficio, eso delo por seguro. El derecho no puede entrar en esos juicios de intenciones.
    “a santo de que no se autoriza el matrimonio incestuoso?”
    Vamos a ver, lo que no se admite (incluso está penado si es llevado a cabo por un mayor de edad a un menor) es el incesto, y lo otro es una consecuencia. Pienso que el motivo por el que tradicionalmente no se ha consentido esa práctica es los problemas de salud que puede causar en la descendencia, caso de haberla. Si este fuese el motivo, y aunque es un asunto discutible, no parece ser que la libertad sexual de dos individuos pueda enarbolarse para justificar la provocación de perjuicios físicos en el fruto de la relación incestuosa.

    Responder
  14. Anibal

     /  10 septiembre, 2008

    Mikimoss pregunta ¿qué diferencia esencial hay entre una pareja homosexual y otra heterosexual? y le respondo que toda, absolutamente toda. No hay nada igual entre una pareja homosexual y una heterosexual y no solo por el tema de la fecundidad. Quieran o no quieran los defensores de la ideología de género, el ser humano es masculino o femenino, hombre o mujer. La manera de transmitir vida es la relación entre un hombre y una mujer, la complementariedad hombre-mujer no se da, son incapaces de transmitir a los niños esa complementariedad y por tanto educarles en la naturaleza de las cosas. Si ya se que usted no cree en la naturaleza de las cosas pero esta verdad no depende de que lo crea usted o yo.
    Sobre el matrimonio incestuoso existen otras muchas razones para que no se permita, por ejemplo la diferencia fundamental en la relación padres-hijos, no son iguales. Un padre/madre puede usar de su superioridad, basicamente la misma razón por la que no se permite las relaciones exuales con menores.
    Podemos dar todas las vueltas que quiera al asunto, pero las cosas tienen su naturaleza. la del matrimonio es unidad, complementariedad e indisolubilidad. A partir de ahí podemos jugar a hacer castillitos con las piezas, yo quito esta y pongo la de mas allá. Yo me caso con mi abuela o mi suegra con mi cuñada soltera para poder heredar.

    Responder
  15. Mikimoss

     /  10 septiembre, 2008

    “Quieran o no quieran los defensores de la ideología de género, el ser humano es masculino o femenino, hombre o mujer”
    Yo no sé muy bien qué es eso de la ideología de género pero desde luego no hay nadie en su sano juicio que niegue la diferenciación sexual de nuestra especie. Lo que sí parece estar quedando establecido ahora es que durante el desarrollo fetal una inadecuada aportación hormonal puede hacer que el sexo cerebral y el genital difieran, generándose así la homosexualidad y la transexualidad. No sé hasta qué punto esto será cierto, pero en todo caso, no es ésta la cuestión.
    La cuestión es si existe alguna razón para discriminar a los homosexuales en cuanto a su derecho a casarse con quien consideren oportuno, y desde luego no he oído jamás un argumento serio a ese respecto. Usted piense: si la capacidad procreadora no es condición necesaria para admitir el matrimonio, ¿por qué iba a tener que serlo la posesión de unos genitales u otros? Nadie niega pues que exista diferenciación sexual, sino que ésta sea mayor motivo para denegar el matrimonio entre dos personas que poseer colores de piel distintos, pongamos por caso.
    ” la complementariedad hombre-mujer no se da”
    Pero bueno, eso es un mero juicio de intenciones. Es como afirmar que la complementariedad entre un negro y una blanca tampoco es la fetén. ¿Por qué iba a tener que existir algún tipo de “complementariedad” y quién dictamina cómo tenga que ser ésta? ¿El Papa de Roma? Si dos personas no se consideran complementarias entonces no se juntarán, como ocurrirá si no se quieren. En todo caso ni usted ni yo podemos entrar a prohibirles que lo hagan por semejante motivo.
    “Si ya se que usted no cree en la naturaleza de las cosas pero esta verdad no depende de que lo crea usted o yo.”
    ¿Cómo no voy a creer en la naturaleza, hombre de Dios? Claro que entiendo ese concepto y lo admito, pero mi noción de la naturaleza humana es muchísimo más amplia que la suya, la cual nos reduce a meros simios listos. Para mí el hombre es un ser que por ser capaz de contemplar posibilidades en la realidad puede ampliar su propia naturaleza biológica para construir su propia esencia según un proyecto pensado. Nuestra mera naturaleza simiesca es violenta e injusta, y llevamos milenios construyéndonos una naturaleza metafísica consistente en autoconstituírnos en seres provistos de derechos: pasar de simios listos a simios dignos.
    “las cosas tienen su naturaleza. la del matrimonio es unidad, complementariedad e indisolubilidad.”
    Esa es la esencia de su idea de matrimonio. Pero admita que existan otras, y respete que democráticamente nos demos la libertad de disfrutar de una concepción del matrimonio plural, que le permita a usted desarrollar su idea de matrimonio, y a un homosexual la suya. La gran diferencia entre usted y yo es que su concepción del matrimonio es excluyente, mientra la mía es incluyente.

    Responder
  16. FJM: “Quieres ser homosexual? Muy bien. Quieres vivir en forma estable con una persona del mismo sexo? Requetebien. Quieres casarte? Aparta tus sucias manos de mi cartera!”
    Pues lo siento por ti, porque no te queda otra que vivir con ello e ir viendolo cada año que pasa en mas paises 🙂
    -“dentro de treinta ańos el bombero que apagara el incendio en mi casa no habra sido engendrado por una pareja homosexual asi que no tenga ninguna razon de finaciarla.”
    Quizas en tu colegio no te lo explicaron, pero a parte de la relacion sexual entre un hombre y una mujer, existen mas formas de que una pareja pueda criar un hijo y formar su familia. Quizas ese bombero que apagara el incendio de tu casa fue adoptado por dos hombres, o una lesbiana lo tuvo mediante la inseminacion artificial y lo crio junto a otra mujer.
    Y me temo que os tocara ver MUCHOS casos asi. Antes a los gays no les quedaba otra que olvidarse de tener una familia, ahora cada vez son mas y mas los que quieren tener su marido/mujer y sus hijos, como lo quiere casi todo el mundo, asi que si ese tipo de FAMILIAS hacen que os salgan ulceras me temo que os queda bastante que sufrir….
    Saludos.

    Responder
  17. En Francia el incesto no es ilegal simpre que sea entre mayores de edad y que haya consentimiento mutuo. Pero no es posible casarse con su hermana.
    O sea que la sociedad no se mete en lo que haces (el principio de libertad) pero no proteje una union que no le aporta nada (lo cual se llama buena adminstracion del dinero publico).
    Por que tendari que garantizar la union homosexual?

    Responder
  18. Anibal

     /  11 septiembre, 2008

    Mikimoss si realmente no sabe lo que es la ideología de género permitame que le recomiende que lea algo sobre ella. La casuistica que podemos aportar a este debate puede llegar hasta el infinito y el ridiculo. La organización humana exige normas y leyes, instituciones objetivas que tengan un sentido. Lo que los sers humanos hacemos en nuestra vida provada es algo que debe escapar al gobierno de turno bajo riesgo de caer en el totalitarismo del signo que sea.
    Las personas tenemois derecho a hacer con nuestra secualidad lo que nos venga en gana, lo que hagan los homosexuales en su vida intima es algo en lo que no entro. La razon del matrimonio no debe ser “legalizar” unas relaciones sexuales ya que en ese caso podriamos entrar en comprobar si se mantienen, como, etc… algo ridiculo. El matrimonio es la union de un hombre y una mujer con unos fines concretos.
    Si queremos llevar al ridiculo el tema podriamos preguntarnos porqué una persona con una fuerte vocación profesional no puede trabajar en lo que quiere, si el fin del gobierno es procurar la felicidad de las personas debiera procurarselo aunque no tenga la titulación correspondiente. En fin que si se abre el melón del relativismo y el ansia eterna de felicidad caemos en el absurdo y el ridiculo. saludos

    Responder
  19. Anibal

     /  11 septiembre, 2008

    Rex entiendo que tu respuesta es a JFM, yo no me encuentro a gusto situandonos en la esfera económica exclusivamente, entiendo que el tema del amor, el matrimonio y la familia tienen una dimensión más “humana”. Personalmente no sufro por el tema ni me produce ulceras. En el fondo todos sabemos lo que cada cosa es aunque determinadas leyes aparenten que son otra cosa. La historia es muy larga, mirarla a corto plazo es no saber mirarla. saludos

    Responder
  20. Anibal

     /  11 septiembre, 2008

    lo que afirma JFM es sencillamente que cada cuál haga en su vida privada lo que quiera, otra cosa es darle carta de naturaleza a algo que o no aporta nada o perjudica.

    Responder
  21. Me gusta la manera de razonar de Rex. No intenta en absoluto refutar mis argumentos Me opone el hecho de que mas y mas estados estan creando un matrimonio (o sea reconocimineto por el estado) homosexual. Le recordaré lo que dijo Einstein en contra del argumento de que 200 fisicos negaban la relatividad: “Si no tengo razon bastaba uno. si tengo razon 200 no son suficientes”
    El otro argumento que me opone es que para financiar el matrimonio homosexual me quitaran el dinero quiera o no quiera. Me gusta esa forma de jugar al progre superguay con dinero ajeno. Sin embargo le recordare por una parte que puede que la insensatez pierda el poder y tambien le recordare que la Declaracion francesa de Derechos Humanos (la unica valida junto con la Americana) reconoce en su articulo segundo el derecho a la resistencia a la opresion o sea que cuando te clavan impuestos injustos y arbitrarios como el muy odiado impuesto sobre la sal que van a parar a los bolsillos de una clase de parasitos y no te benefician en nada pues se tiene derecho de asaltar y quemar la Bastilla. Y eso tambien se aplica a los canones de la SGAE, a las ubvenciones al cine espańol, a los multas por no rotular en catalan, gallego o vasco y a los impuestos para pagar el matrimonio homosexual.

    Responder
  22. Anibal

     /  12 septiembre, 2008

    JFM la verdad es que lo de “jugar al progresuperguay” es algo que se lleva mucho. Mola mucho lo del Che Guevara y el sueño de la igualdad de los hombres, la justicia social, etc… pero el resultado práctico es que la guerrilla que durante años se ha inspirado en él ha matado a diestro y siniestro en nombre de la revolución de los pobres. Ocurre lo mismo con tantas cosas “progres” y la verdad es que lo hacen muy bien, tienen comido el coco a media humanidad con sus iconos y su reparto de licencias de progre. Muy agudos tus comentarios. Saludos

    Responder
  23. Hola, Aníbal!
    Me encanta tu blog. Veo que estamos en sintonía. Te invito a que veas los míos y podamos compartir conocimientos y experiencias. Huelga decir que me gusta escribir, por ello -y perdona mi atrevimiento- me gustaría que me dijeras qué te parecen mis blogs, especialmente es de “exnume” y el de políticamente incorrecto.
    un abrazo
    Thomas de A.

    Responder
  24. Anibal

     /  23 septiembre, 2008

    Hola Thomas, muchas gracias por tu comentario. Te he dejado un mensaje en FB. saludos

    Responder
  25. Jose L. De Juan

     /  21 octubre, 2008

    El matrimonio es una institucion humana y , como tal, puede ser modificada si la sociedad asi lo decide. La forma legal del matrimonio la establecen las leyes y , en el mejor de los casos, leyes votadas por los ciudadanos. Si la sociedad decidiera hacer ilegales las corridas taurinas por ejemplo , estas desaparecerian o acabrian siendo marginadas sin contar para nada sus milenios de historia.
    La palabra “matrimonio” tradicionalmente lleva connotaciones religiosas y morales . En principio todos los casados establecen un contrato legal y algunos deciden anyadir una dimension mas espiritual y llamar al contrato civil “matrimonio” . No hay ningun motivo para negar la union civil a dos personas que lo desean, son autosuficientes y no perjudican a nadie. El problema radica en llamar a la union civil, “matrimonio”, con lo que ello conlleva de dimension religiosa.
    Excepciones comoe el incesto claramente puede perjudicar biologicamnete. Los matrimonios multiples podrian ser establecidos si exite igualdad legal para la mujer y el hombre y no solo el matrimonio multiple patriarcal. Falatan muchos anyos para acceder a este tipo de matrimonio pero no lo veo imposible.
    Los argumentos del “costo” de los mnatrimonios homosexuales son ridiculos. Lo mismo que los de la reproduccion. Los homosexuales han pagado con sus impuestos por los matrimonios heterosexuales y el colegio de los ninyos. Miles de parejas homosexuales adoptan a esos hijos “no deseados”. Si hay una clausula que estipula que la “cartera” heterosexual paga por los homosexuales, que no lo se, el costo debe ser infinitesimal. De hecho, los matrimonios homosexuales incrementan el negocio de los juzgados y los demas servicios asociados con el casamiento.
    Es una cuestion “legal” en primera instancia. La moralidad de la materia es una cuestion de tradicion contra igualdad y donde se encuentra cada cual en prioridades legales y morales.

    Responder
  26. Anibal

     /  22 octubre, 2008

    Jose L. de Juan, yo no lo veo tan complicado. La función del matrimonio no es legalizar sentimientos sino procurar y defender el mejor sitio para que nuevos seres humanos nazcan de manera natural y digna, un padre, una madre, un amor y un compromiso. A las leyes y el Estado le deben importar poco los sentimientos de los ciudadanos salvo que estemos en un Estado totalitario que controla y regula todo. Saludos

    Responder
  27. Jose L De Juan

     /  23 octubre, 2008

    Anibal. Por supuesto que la funcion del matrimonio no es legalizar sentimientos, sino acceder a los beneficios que el estado proporciona a los casados. Es un contrato entre personas, se quieran o no aunque es poco desebale que se odien. Pero la funcion del matrimonio tampoco es legalizar la moralidad o el orden natural (aunque estoy en desacuedo con lo que es “natural” simplemente por ser lo aceptado, la naturaleza ofrece otros ejemplos de variedad. Entre las funciones del matrimonio esta la de dar forma legal a la procreacion y TAMBIEN a la adopcion de los hijos. Los hijos de parejas homosexuales se desarrollan en un ambiente no tradicional pero igual de natural. Los que yo conozco no parecen tener problemas mas alla de los normales. Y en cualquier caso, necesitan de una forma legal de familia igual que los otros.

    Responder
  28. Anibal

     /  23 octubre, 2008

    Jose L. de Juan, creo que el Estado no debe dar beneficios a los casado sino que debe proteger el habitat natural dónde nacen y se desarrollan nuevos ciudadanos. Por otra parte dices “Los hijos de parejas homosexuales se desarrollan en un ambiente no tradicional pero igual de natural”, me vas a perdonar pero natural hace referencia a la naturaleza de las cosas y la concepción natural de los niños se hace en una relación hombre/mujer, la continuación natural es ser educado por un padre y una madre. Lo natural, lo que la naturaleza sexuada de los seres humanos conforma la complementariedad masculino y femenino, algo que los niños tienen derecho a conocer y disfrutar en sus padres. Esto es lo natural, lo otro se llama “ideología de género”, lo de construir cada uno su sexo; y natural e ideología son antagónicos. Obviamente desde un punto de vista ideológico puedes defender tu postura pero nunca desde un punto de vista natural. Saludos

    Responder
  29. Jose L. De Juan

     /  28 octubre, 2008

    Anibal. La concepcion “natural” de los hijos es a traves de un hombre y una mujer (por ahora). Sin embargo, la realidad es que los hijos hoy se educan en familias de todo tipo,tradicionales, rotas, inadecuadas, incapaces, de un solo padre o madre, de parejas homosexuales, en orfanatos y sin padres en absoluto. Esa es la “naturaleza” de las familias de hoy mas alla de la concepcion. Legitimizar el matrimonio homosexual no es mas que legitimizar una realidad ya existente y por tanto “natural” aunque muchos no la crean “ideal”. No legalizar el matrimonio homosexual porque no se conforma con ideales platonicos o cristianos de familia es cerrar la puerta a familias perfectamente dignas y, en muchos casos, mejor equipadas econocmicamente y socialmente para atender a las necesidades de los hijos incluso en el terreno moral (la igualdad ante la ley es un principio moral, no natural).

    Responder
  30. Anibal

     /  29 octubre, 2008

    Jose L. de Juan lo natural es siempre natural y quiere decir que está de acuerdo con la naturaleza de las cosas. La union sexual de dos homosexuales nunca podrá de manera natural generar vida humana. Sustituir la naturaleza por la técnica no hace que algo sea natural. Saludos

    Responder
  31. Jose L De Juan

     /  30 octubre, 2008

    Si lo que tratamos de hacer es reconocer lo “natural” como ultimo paradigma, el matrimonio no es natural , no se da en la naturaleza , ni heterosexual ni homosexual. Tampoco la tradicion y las normas morales son naturales aunque algunos impulsos altruisticos sean de origen genetico.
    Lo que se da en la naturaleza son criaturas homosexuales, bisexuales, hermafroditas, de sexo cambiante (como algunos peces) y un sin fin de emparejamientos destinados a salvaguardar los genes de la especie.
    Por eso da lo mismo que los hijos nazcan de la manera que nazcan, lo que estamos tratando es la naturaleza “legal” del asunto y la naturaleza “legal” debe reconocer lo existente si quire atenerse a la igualdad como principio.

    Responder
  32. Anibal

     /  30 octubre, 2008

    Jose L. de Juan, yo no creo que se trate de reconocer “lo natural” como último paradigma, se trata mas bien de reconocerlo como el origen. Hablando en terminos meramente biológicos, la función de la sexualidad es perpetuar la especie y en el caso de los humanos eso solo se consigue por las relaciones sexuales hombre-mujer. La naturaleza del hombre hace que eso vaya más allá y que los padres eduquen a los hijos y no simplemente les den vida. Lo natural es que los hijos sean educados por quienes naturalmente les ha dado la vida. Reconocer lo existente puede llevarnos hasta extremos insospechados que prefiero obviar ya que muchos ejemplos serían de mal gusto. Te agradezco sinceramente tus comentarios pero no concibo mi blog como un foro de debate, en algún momento tengo que cortar así que doy por cerrado este hilo. Un cordial saludo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.425 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: