Tiempo para hablar

En distintas ocasiones he reivindicado el valor de la comida como acto social y familiar que además de ayudar a establecer relaciones con los hijos previene de problemas alimentarios. Alrededor de una mesa se dan las mejores circunstancias para hablar y compartir: tiempo, tranquilidad. La encuesta que cité el viernes sobre la infancia española afirma que más del veinte por ciento de los padres no cena en casa: Me pregunto dónde están ¿que hacen a esas horas?.

Recientemente una familia me comentaba que una amiga extranjera de una de las hijas había pasado unos días en su casa. Para esta familia las cenas son sagradas hasta el punto de descolgar el teléfono para no ser interrumpidos, es el momento del día reservado en exclusiva para contar sus cosas. Al finalizar la visita la amiga le confesó a la hija que lo que más le había gustado de su estancia en España eran las comidas y las tertulias que organizaban cada día. La cosa tiene “narices” ya que ¡la amiga no hablaba español!. Ella afirmaba que en su casa se comía rápidamente y que no había tiempo para hablar.

Hay que estar con los hijos, hay que buscar tiempo; lo necesitan y lo necesitamos.

Anuncios
Deja un comentario

4 comentarios

  1. Hay una razón un tanto vulgarcita para reinvindicar la comida en familia: el acto de comer es placentero. De alguna manera se satisface una necesidad básica. El “con quién” se satisface habitualmente hace que se estrechen los lazos entre ellos.
    Los matrimonios jóvenes deberían de tener en cuenta esto. y si no se va a poder después por cansancio o lo que sea, el desayuno es un buen momento. Hablando de desayuno, acabo de ver al lado de mi casa el cambio de horarios de un colegio concertado:. clases de 8 a 14 Ya que es inevitable ¿nos e podría hacer un buen desayuno en familia? Mi experiencia dice que es cuestión de levantarte media hora antes y acostarse a una hora civilizada.
    La conversación durante la comida evita que se coma demasiado deprisa o no se coma: la compañía hace que uno esté más motivado en época de inapetencia o de nervios.
    Saludos

    Responder
  2. Pasar tiempo con la familia es la tarea más importante de una persona. Lo demás son medios para ganarse la vida o pura distracción, pero no podemos permitir que nos priven del contacto con nuestros seres queridos. De esa falta de relación personal entre padres e hijos vienen la mayor parte de los problemas de nuestra sociedad. Un saludo

    Responder
  3. Mikimoss

     /  15 septiembre, 2008

    Para los interesados en la propuesta de impulsar las escuelas de padres, dejo aquí la siguiente iniciativa:
    http://www.universidaddepadres.es

    Responder
  4. Anibal

     /  16 septiembre, 2008

    En el margen izquierdo del blog hay varias propuestas para Escuela de Padres en el apartado webs de Familia. Destaco la web del Instituto de Iniciativas de Orientación Familiar para los amigos de España y la de la International Federation for Family Development para el resto del mundo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.425 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: