Criterios generales para ir por la vida

He pasado un rato muy agradable oyendo al profesor Leopoldo Badía ofrecer su versión sobre la crisis financiera en la que nos encontramos. Para quien no le haya oido recomiendo dos entrevistas, una muy divertida que le hizo Buenafuente en su programa; y otra, más larga, en Espejo Público de A3.

Este hombre rebosa naturalidad y sentido común. Ante una pregunta pidiéndole una receta para afrontar la crisis, responde que no hay recetas sino criterios generales que resume en tres: optimismo, no distraerse y prudencia.

Aparte ya de temas económicos me parecen muy importantes estos criterios para ir por la vida. Las prisas y la dependencia de lo inmediato hacen que muchas veces pidamos recetas para afrontar las situaciones que se nos plantean. En muchos de los cursos de orientación familiar en los que participo los padres buscan lo rápido, el remedio, cosas concretas para hacer.

Suelo contestar que me parece un error plantearse la vida de esa manera. Para actuar de tal o cuál manera hace falta tener antes un proyecto de vida, saber lo que se quiere a largo plazo. Si no es así, es como el que se toma una aspirina que le calma el dolor momentáneamente.

El optimismo y la prudencia son virtudes humanas que nos ayudan a ser mejores. No es el optimismo tonto y bobo del que no se entera de lo que pasa a su alrededor o que cree que sonriendo se solucionan los problemas, tampoco es la prudencia del que no hace nada. Ya tengo tema para mañana.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Es el arte de vivir, que no se pierde en las situaciones de crisis, sino que se refuerzan; pero, hay que aprenderlas a tiempo y a destiempo. Sobretodo eleverse bastante del suelo, y tomar perspectiva, visualizar el camino, mirar la maleta , para saber lo que tenemos que meter, y sonrisa en la boca, dar el primer paso. Ah!!!! Y no valen tomar atajos por la prisa, ni dejar de sonreir cuando encontramos más piedras de las calculadas. Hay que saber disfrutar también del camino, y no sólo de la meta. Cuando lleguemos, antes quizás, vilumbrar un poco otra meta.

    Responder
  2. Anibal

     /  5 noviembre, 2008

    tj tu comentario me parece sensacional. Me encanta lo de “Hay que saber disfrutar también del camino, y no sólo de la meta”. Saludos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.400 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

    • 10 minutos escuchando "Por favor espera un poco, enseguida uno de nuestros agentes atenderá tu llamada" eso es banco senzillo? @wizinkbank 3 days ago
    • Maestro describiendo alma y corazón humanos y la psicología colectiva y ambiente europeo 1a mitad SXX #Zweig nunca… twitter.com/i/web/status/8… 6 days ago
    • Si algo hay que nos hace más y mejores personas es el amor. Bastan pequeños servicios, miradas acogedoras, adelantarse a los gustos del otro 1 week ago
    • #Vacaciones: tiempo también para compartir preocupaciones, anhelos .... para dedicar tiempo a los demás. En #familia crecemos como #personas 1 week ago
    • El tiempo de #vacaciones en #familia es propicia para crecer como personas: servir, dejarse servir, compartir momentos, hablar, sonreir ;) 1 week ago
A %d blogueros les gusta esto: