Un secreto para amar

No pierdas el tiempo preguntándote si amas a tu prójimo, actúa como si le amaras. En cuanto lo hagas aprenderás uno de los grandes secretos; cuando te comportas como si amaras a alguien, empiezas a amarle. Se trata de una idea de C.S. Lewis que muy bien podría valer para superar ciertas crisis matrimoniales.

Estoy convencido de que muchas rupturas matrimoniales se deben a situaciones reversibles si se aplicara el consejo de Lewis. Como ya he escrito en alguna ocasión, amar implica acción. No es dejarse llevar por el sentimiento o la pasión. La alquimia del amor incluye entre sus componentes la afectividad, los sentimientos, y también la libertad y la voluntad, el querer.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Anónimo

     /  2 diciembre, 2008

    Recuerdo una vez que un sacerdote, en el sermón, dijo que el amor no era un sentimiento sino una voluntad. Yo creo que cualquiera que está casado se da cuenta de ello.
    Los sentimientos son pasajeros, tienen altibajos, la voluntad es un mejor fundamento.
    Saludos

    Responder
  2. La voluntad yo creo que es siempre el mejor remedio…para el desamor y para casi todo.
    El deseo de hacer algo, es el principio de que las cosas lleguen a puerto.
    Un abrazo Anibal

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.368 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: