La experiencia de la Alegría

La condición humana lleva impresa una cierta nostalgia, un anhelo que se experimenta no sólo como tristeza sino como una cierta alegría esperanzada. A ello se une el deseo de eternidad, de felicidad, de belleza, de verdad.

Cuando Lewis escribia la palabra alegría lo hacia con una a mayúscula. La definía como un "deseo de algo" y afirmaba que lo importante no era el deseo en sí sino ese "algo" que se deseaba, el objeto del deseo. La conclusión que sacaba era que se trataba de una manera que Dios tiene de dirigirnos hacia El.

Lo cierto es que nada en este mundo puede calmar ese deseo y ya que la naturaleza humana no hace bada en vano, concluía, el alma humana debe estar hecha para disfrutar de algo trascendente. De esta manera la experiencia de la Alegría es un camino para, por lo menos, plantearse la existencia de Dios. 

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: