Andar con el traje de Primera Comunión a los cuarenta

He empezado a leer otro libro que me han traido los Reyes Magos estas navidades, se trata de una selección de textos de Castellani que ha recopilado Juan Manuel de Prada bajo el título de "Cómo sobrevivir intelectualmente al siglo XXI". Recomiendo  la lectura de ésta entrevista para situarse en el tema.

A propósito de la entrevista citada, tomo esta cita de Chesterton de un blog amigo: "Una mente abierta es como tener la boca abierta: no es fin, sino un medio. Y el fin es cerrar la boca sobre algo sólido". Es cierto que leer supone un esfuerzo de atención y reposo al que cada vez estamos menos acostumbrados, el cansancio y la tensión de cada día invita a tumbarse en el sofá, evadirse con la caja tonta, con el ordenador o con la videoconsola. No tengo nada en contra de éstas distracciones pero el hombre necesita algo más, necesita alimentar su mente.

Prada ha puesto en innumerables ocasiones el dedo en la llaga al acusar a los católicos de leer y escribir poco. Las generalizaciones son siempre injustas pero tienen algo de ciertas. No podemos poner en peligro nuestra fe confiando únicamente en la Providencia y en lo que aprendimos de pequeños. Hay que estar al día en temas dónde se está jugando el futuro de nuestra sociedad, y una buena manera es leer a los clásicos.

Ayer escribí sobre Burke, hoy he citado a Chesterton y Castellani. Hay muchísimos libros, no necesariamente religiosos, que además de ser entretenidos nos proporcionan buen alimento para "engordar". Pretender andar por la vida a los cuarenta con los conocimientos de la catequesis de la Primera Comunión es como vestirse con el traje que usamos aquél día, sencillamente ridículo.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Arturo Pérez

     /  14 enero, 2009

    Estupendo artículo.
    Mucho ánimo, a los que Dios os ha dotado con el don de la escritura tenéis que hacer uso de ello. A los que nos ha dotado con otros dones, lo hacemos como podemos, aunque no sea tan público.
    Personalmente me gusta leer mucho y escribo de vez en cuando algún comentario.
    Estoy totalmente de acuerdo en “a Dios rogando y con el mazo dando”. La Divina Providencia ayudará pero habrá que mover ficha y hacer algo.

    Responder
  2. Anibal

     /  15 enero, 2009

    Gracias a usted Arturo, saludos

    Responder
  3. Un consejo que me dió una religiosa hace poco: “hazlo todo como sí sólo estuvieras tu pero confía completamente porque todo depende de Dios”. Es una tentacion muy facilona la de dejarlo todo en manos de Dios. Recordais el Evangelio de los panes y los peces? “… Dadles de comer vosotros…”
    Estoy completamente de acuerdo con el artículo. Hay que formarse. Sin formación y oración, estamos perdidos, merced a cualquier viento que nos lleve aqui y alli… y hay que pedir y pedir esta claridad de entendimiento y aceptacion en los momentos oscuros tambien.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.327 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: