La Europa que me gusta

El Informe recientemente presentado por el Grupo de Estudios Estratégicos titulado "Contra la decadencia de Europa" me ha servido para reflexionar sobre la Europa que me gustaría. Muchos han sido los motivos por los que Europa ha llegado a la actual situación de desprecio de sí misma, quizá los más significativos hayan sido las dos guerras mundiales que devastaron ciudades, cuerpos y espíritus. A lo largo del siglo XX el escepticismo, el sin sentido y el relativismo abrieron el camino al hedonismo y finalmente al deseo de autodestrucción.

Lo más destructivo que puede sentir una persona es odio y rechazo de su pasado, es practicamente imposible construir sobre esa base. Lo mismo sucede con comunidades y naciones. Europa, y España en particular, parecen no aceptar las raíces que les hicieron grandes: el amor por la verdad y el bien de la filosofía griega, el derecho romano y el esplendor de la moral cristiana.

Es cierto que existen capítulos tristes en la historia de Europa, pero son infinitamente más los grandiosos. Europa es la cuna de los derechos del hombre, de la razón y la libertad. Nuestro futuro no se puede reducir a crear grandes estructuras políticas y burocráticas sino a recuperar el orgullo y la tradición perdidos. ¿Hay algún partido que defienda esto?
Anuncios
Deja un comentario

5 comentarios

  1. José Gil

     /  25 mayo, 2009

    Lo mejor es inventarse un glorioso pasado, así no te avergüenzas. Que se esquilma y esclaviza, quite, quite, lo que se hizo fue cristianizar. Que se pasan 40 años de dictadura, nada, nada, lo que pasa es que ahora se han perdido los valores y no entienden que eso era buen y la libertad solo trae crimen y destrucción.
    ¿Que seríe del mundo sin los teístas? sin duda un lugar más aburrido.

    Responder
  2. carlos esteve

     /  25 mayo, 2009

    Ni los partidos, ni los medios de comunicación, ni las grandes empresas defienden el renacimiento que mencionas. Así, parece que está difícil la cosa….

    Responder
  3. Dostoyevski

     /  25 mayo, 2009

    Querido Aníbal, cuantas veces me pregunto el por qué de esta Europa tan floja, tan lacia.
    Oscar Elía Mañú ha dado claves, George Weigel en su libro “Política sin Dios” da otras, Juan Pablo II y Benedicto XVI ya vienen avisando desde hace décadas de lo que está pasando con Europa y el estado del bienestar como fin único.
    Son muchos los que dan claves importantes, yo voy a dar otra. El desconocimiento de gran parte de la sociedad de quienes eran por ejemplo Schumman y Adenauer. ¿Qué valores les inspiraban, por qué hicieron y cómo lograron lo que parecía imposible?. Se me antoja difícil comprender Europa si no conocemos la forma de pensar y lo que inspiró a los fundadores de ella. ¿Acaso hay algún interés en taparlos porque eran profundamente creyentes? Creo recordar que Robert Schumman está en proceso de beatificación. ¡Qué políticamente incorrecto para los blandengues europeos del S.XXI!

    Responder
  4. Anibal

     /  26 mayo, 2009

    José Gil, que pena que haya gente como tu que despache con dos tópicos tres la historia de Europa y de España. Tu comentario es la confirmación de lo que escribía en mi post. Saludos, Anibal

    Responder
  5. Anibal

     /  26 mayo, 2009

    Dostoyevski estoy de acuerdo con tus recomendaciones de lectura, especialmente bueno me pareció el libro de Weigel “Política sin Dios”, saludos, Anibal

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.403 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: