Sonríe, todo va a salir bien

Ante una misma situación hay personas que ven la botella medio llena y otras que la ven medio vacía, hay quienes se crecen ante las dificultades y quienes se vienen abajo. Parece obvio que es mejor y más constructiva la actitud de los primeros. Normalmente los optimistas son más creativos y buscan soluciones y alternativas a su situación, por contra los pesimistas no salen de su circulo vicioso del no puedo. 

Me venía esta idea a la cabeza mientras paseaba esta mañana por la calle al ver un anuncio del ayuntamiento que nos invita a sonreír y otro de una firma comercial que afirmaba "Todo va a salir bien". Me han gustado ambas invitaciones y las he llevado al campo del matrimonio ¿cuantas parejas salvarían su unión si trabajaran para que todo saliera bien?

Me comentaba una amiga que está haciendo un master en mediación familiar que, desgraciadamente la mayor parte de los mediadores focalizan su ayuda a las parejas en la separación de manera civilizada y sin enfrentamientos, ¿porqué no hacerlo para ayudarles a salvar su matrimonio? me decía. 

Y es que no basta con sonreír y repetir que todo va a salir bien, hace falta poner cada día los medios para conseguirlo. Las cosas podrán salir bien si hacemos lo necesario para que así sea, no basta la sonrisa boba del que sólo confía en la suerte.
Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Carmen

     /  4 junio, 2009

    Muy bueno el artículo. Totalmente de acuerdo, y para ello basta ver la película “En busca de la felicidad” basada en hecho reales. Personalmente creo que hay muchos “buscadores de la felicidad” anónimos, pero desde luego, hacen falta muuuuuuchos más.

    Responder
  2. María

     /  4 junio, 2009

    Me temo que hay más beneficio económico en las separaciones que en intentar ayudar a los matrimonios. Al final todo se resume en lo mismo. Un saludo.

    Responder
  3. Anibal

     /  4 junio, 2009

    María quizás has dado en la clave. Los divorcios reportan pingües beneficios económicos y es mucho más fácil deshacer un matrimonio que ayudarles a arreglarlo. Saludos, Anibal

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.425 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: