¿Querría o quiero?

En más de una ocasión he escrito algo tan obvio como que la única manera de hacer algo es haciéndolo; los buenos pensamientos, los planes o las ideas sirven para poco si no se encarnan. Hoy me he encontrado con un papel en el que hace tiempo escribí una cita leída en algún libro "las personas con éxito son aquellas que conjugan el verbo querer en presente y no en condicional"

La cita tiene su enjundia y es una denuncia desde mi punto de vista de la mentalidad actual. La gran mayoría de las personas tenemos buenos sentimientos, pensamientos de solidaridad, nos levantamos cada mañana con nuevos planes para mejorar. Sin embargo de que sirve todo eso si no somos capaces de concretar en algo lo que deseamos.

La vida matrimonial y de familia es un campo muy adecuado para conjugar el verbo querer en presente. Cada día son numerosos los detalles que podemos tener con nuestra pareja o con los hijos, para ello hay que empezar por estar alerta a aquello que les puede hacer más felices, plantearse objetivos y llevarlos adelante. Es mejor estar en pequeñas cosas posible que en grandes sueños que se esfuman como vinieron.
Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

4 comentarios

  1. Alberto

     /  5 junio, 2009

    He leido unos cuantos articulos de usted y me han encantado.Es lo que yo escribiría si supiera hacerlo,pero como no sé, me apunto a leer lo que escriba.Un saludo.

    Responder
  2. Milton Pividori

     /  5 junio, 2009

    Una vez escribí un post sobre “Las Cartas del Diablo a su Sobrino”, de C. S. Lewis. Escrutopo, el diablo mayor con experiencia, le da consejos a su sobrino Orugario para perder a su paciente, un hombre. En una de las cartas habla sobre la voluntad para hacer las cosas, y está un poco relacionado con lo que escribís en este post. Le explica que, haga lo que haga, siempre habrá benevolencia y maldad en el alma del paciente. Por eso debe ver a su hombre como un conjunto de círculos concéntricos: en el interior está la voluntad, en el medio el intelecto y afuera la imaginación. Debe intentar llevar todos los pensamientos y acciones buenas lo más afuera posible, o sea en el campo de la imaginación o lo irreal, y en el interior, en lo real, en la voluntad, lo malo.
    Muy buena la frase por cierto, ya la agregué a mi base de datos en mi blog 🙂
    Un saludo Anibal!

    Responder
  3. Anibal

     /  5 junio, 2009

    Muchas gracias Alberto, eres muy amable. Te animo a que empieces a escribir si tienes ganas, relaja mucho … un saludo, Anibal

    Responder
  4. Anibal

     /  5 junio, 2009

    Milton los libros de CS Lewis son increibles, me encanta el de las cartas del diablo. También Una pena en observación, Mero cristianismo, la abolición del hombre, y por supuesto las Crónicas de Narnia. Saludos, Anibal

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.368 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: