Lo que se lleva en Europa

Mientras en España se fomenta desde el poder la cultura de los derechos y las subvenciones, en la mayor parte de los países europeos llevan años de vuelta del permisivismo de mayo del 68. No sólo los discursos y las iniciativas políticas en Francia, Alemania o Gran Bretaña se inclinan a fomentar la responsabilidad y la exigencia personal, también en el mundo de la cultura se abre camino el mismo mensaje.

Una película estrenada esta semana se une a la denuncia de una sociedad repleta de adolescentes cuarentones, eternos Peter Panes incapaces de actuar con responsabilidad y de exigirse y exigir. Laughing out Loud es una comedia francesa que denuncia, entre otras cosas, a los padres incapaces de exigir a sus hijos porque, entre otras razones, son incapaces de exigirse a sí mismos y ser coherentes.

La filosofía del "dejar hacer", la tolerancia confundida con la indiferencia y la infinita extensión de supuestos derechos nos hace creer que todo se nos debe; la política de la subvención mutila la iniciativa personal y, al final, el poder controla y dirige a una sociedad anestesiada que vive un continuo espejismo.

La película refleja unos adultos que han decidido que lo de educar con el ejemplo es algo antiguo y que lo que vale es ser "guay" para los hijos. Referencias, ejemplo de vida y exigencia es lo que los jovenes necesitan y piden.
Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

5 comentarios

  1. Me gustaría ser tan optimista, pero me temo que falta mucho aún para que en Europa surja una nueva generación de gente responsable y coherente. Todavía queda mucho que curar. Un saludo.

    Responder
  2. José Sáez

     /  13 julio, 2009

    No hace falta que te diga que estoy de acuerdo con lo que dices y que sin duda voy a tratar de ver esa película. Actualmente, la mayor parte de los pedagogos y psicólogos europeos están investigando cómo revertir el desastre educativo que ha traído la modernidad y posmodernidad, pero se las ven y se las desean, porque el problema rebasa a la escuela e incluso a la familia. Es un problema social generalizado que sigue siendo alimentado por los medios de comunicación controlados por el multi-lobby progre dominante. Los especialistas han inventado nuevos nombres para todo aquello que es necesario recuperar, para que cuele mejor a través de la dictadura de lo políticamente correcto, pero se trata de los mismos perros con distintos collares. La represión de los propios impulsos se llama “autocontrol”; la entereza de carácter se llama “resistencia a la frustración”; la capacidad de encajar reveses y sufrimientos se llama “resiliencia”… Todo muy bonito. Pero igual de difícil de restaurar.

    Responder
  3. Anibal

     /  13 julio, 2009

    María creo que hay razones fundadas para ser optimistas. Como he escrito hoy, existe una minoría muy comprometida, jóvenes, intelectuales, artistas, familias normales que han entendido las raíces de la crisis europea. Otra cosa es que pensemos que algún día la gran mayoría piense igual, las revoluciones siempre las han hecho minorías. La batalla está en hacer llegar ese mensaje a la gente corriente y eso se consigue cuando se es capaz de llevar el mensaje antropológico a los medios ordinarios de comunicación con un lenguaje atractivo; el papel de creadores, cineastas, guionistas de tv, etc es fundamental. Hay que ser optimistas, hay razones para serlo y es la única manera de contagiar a los demás. Saludos, Anibal

    Responder
  4. Isabel Día Figueras

     /  15 julio, 2009

    Puesto que me lo regalaron leí el famoso libro de Golemann,inteligente judío, sobre la inteligencia emocional en el que recomendaba el altruismo y el autocontrol, que traduje por caridad y autodominio, en cristiano. Decía Josph Piepper en su libro las virtudes fudamentales, que la diferencia entre la virtud y el autocontrol es que la virtud se vive con naturalidad. No nos engañemos. “No controlamos” nuestra naturaleza. Estamos en las manos de Dios. Sólo su gracia la restaura y eleva. Es cuando nos abandonamos a Él y ponemos nuestra buena voluntad. Y ahora digamo todos juntos “los árabes, los árabes, los árabes”… porque cómo nos descuidemos ¡lo saben hasta ellos¡

    Responder
  5. Es cierto, necesitan referencias y ejemplos de modos de vida. No es tan fácil nadar contracorriente.
    Todo es bastante relativo y depende de con qué se compare, yo vivo en Alemania, y sí creo que tienes razón en que se fomenta mucho más la responsabilidad y la exigencia individual, pero el alejamiento de la familia y la defensa del individualismo es brutal.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.400 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

    • 10 minutos escuchando "Por favor espera un poco, enseguida uno de nuestros agentes atenderá tu llamada" eso es banco senzillo? @wizinkbank 2 days ago
    • Maestro describiendo alma y corazón humanos y la psicología colectiva y ambiente europeo 1a mitad SXX #Zweig nunca… twitter.com/i/web/status/8… 6 days ago
    • Si algo hay que nos hace más y mejores personas es el amor. Bastan pequeños servicios, miradas acogedoras, adelantarse a los gustos del otro 1 week ago
    • #Vacaciones: tiempo también para compartir preocupaciones, anhelos .... para dedicar tiempo a los demás. En #familia crecemos como #personas 1 week ago
    • El tiempo de #vacaciones en #familia es propicia para crecer como personas: servir, dejarse servir, compartir momentos, hablar, sonreir ;) 1 week ago
A %d blogueros les gusta esto: