Buenos propósitos

Tampoco hace falta esperar a una fecha significativa como la de Fin de año para hacer propósitos de mejora. Vivimos en el tiempo y somos muy dados a magnificar el significado de ciertas fechas ¿que diferencia hay entre hacer propósitos de mejora el 31 de diciembre, el 3 de febrero o el 14 de agosto? ¿que diferencia entre que sea por la mañana o por la tarde?

En cada momento podemos hacer pequeños propósitos que nos ayuden a mejorar como personas y como consecuencia que los demás sean más felices, y el mundo mejor. Vayamos con algunas de esas pequeñas cosas que tenemos al alcance de la mano; eso sí, sabiendo que los grandes cambios solo se consiguen con pequeños avances y superando baches. 

Vencer las manifestaciones del mal carácter, las contestaciones desairadas, los silencios violentos. Manifestar detalles de cordialidad y buen humor. Ser delicados en el trato con los demás, realizar bien el trabajo cotidiano, vivir la puntualidad, ser agradecidos. Son innumerables las pequeñas luchas que dan chispa a la vida y si en cada una de ellas se pone amor a Dios ¡miel sobre hojuelas! 

Feliz lucha nueva para 2010
Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: