Grandes cosas

Es algo muy humano y reconfortante tener deseos. Sin embargo en demasiadas ocasiones, el que se limiten a ser deseos hace que sea imposible ponerlos en práctica; en vez de emplear el tiempo en hacerlos posibles nos limitamos a soñar. Quizás ocurre esto porque los sueños son muy grandes y nos ofuscan, sin darnos cuenta que si comenzamos a actuar el sueño se hace más posible.

¿Cuantas veces no estamos contentos con nosotros mismos y cuantas veces no sabemos la razón? Quizás tenga que ver con el darle demasiadas vueltas a nuestro propio yo en lugar de exigirnos y pensar más en los demás.

¿Que tal si empezamos a vivir la puntualidad sin manías? ¿o a saber callar y dejar que los demás hablen? ¿quizás nos ayude a ser más felices sonreir para hacer la vida más agradable a quienes nos rodean, saludar o disculparnos si hemos ofendido? No se, digo yo que a lo mejor nuestro sueño de ser felices comienza a ponerse en marcha.

Anuncios
Entrada siguiente
Los comentarios están cerrados.
  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.368 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: