Una buena amiga

Una vida personal equilibrada es fundamento para ser felices y depende de nosotros mismos mucho más de lo que pensamos. En ocasiones, llevados de un cierto infantilismo, nos escudamos en factores externos a nosotros para justificar la infelicidad.

Tener claro lo importante y lo secundario es útil para vivir con más serenidad y provecho la vida. Una buena amiga, posiblemente la mejor, para vivir de una forma equilibrada y serena es la humildad.

Sólo desde esa actitud, adobada con una dosis de buen humor, se puede reconocer en qué mejorar y ponerse manos a la obra. El buen humor ayuda a ver las situaciones con perspectiva y ánimo de mejora y es compañero inseparable del hombre feliz y virtuoso.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

6 comentarios

  1. Isabel Díaz

     /  22 febrero, 2010

    Pues sí, es importante priorizar nuestras tareas y dar la importancia que merece a cada acontecimiento.
    Tengo especial cariño a una palabra por el entrañable recuerdo familiar que me trae ya que la usaba mi abuela cuando nos veía lamentar por pequeñas estupideces: ¿sabes cómo se llama a eso que tanto te preocupa? “Me-me-ces, hija, ¡memeces!

    Responder
  2. Esperanza

     /  22 febrero, 2010

    Aníbal muy bueno como todo lo que escribes. Gracias por tus comentarios Ayudan Que a reflexionar.

    Responder
  3. Sí, es una buena amiga.
    Haces bien con tu blog. A mí me has recordado:
    “Como tú,
    piedra pequeña;
    como tú,
    piedra ligera;
    como tú,
    canto que ruedas
    por las calzadas
    y por las veredas;
    como tú,
    guijarro humilde de las carreteras;
    como tú,
    que en días de tormenta
    te hundes
    en el cieno de la tierra
    y luego
    centelleas
    bajo los cascos
    y bajo las ruedas;
    como tú, que no has servido
    para ser ni piedra
    de una lonja,
    ni piedra de una audiencia,
    ni piedra de un palacio,
    ni piedra de una iglesia;
    como tú,
    piedra aventurera;
    como tú,
    que tal vez estás hecha
    sólo para una honda,
    piedra pequeña
    y
    ligera…”

    Responder
  4. Elina

     /  24 febrero, 2010

    Me gustó esta entrada, concreta y clara. Gracias

    Responder
  5. Mariazell

     /  24 febrero, 2010

    Muy bueno el post. Es cierto que muchas veces ponemos el “yo” por delante de todo y eso nos hace unos desgraciados y tristes. Realmente la humildad nos hace tener mejor humor.
    Felicidades por el blog

    Responder
  6. Mamenchu

     /  26 febrero, 2010

    Interesante eso de “tener claro lo importante y lo secundario”.
    Soy nueva en esto así que empezaré por limitarme a leer y observar.
    Gracias Aníbal, un saludo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.327 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: