¿Tú ya has madurado?

Recuerdo un profesor del colegio que cuando intentabamos justificarnos nos decía "el creique y el penseque son compañeros del burreque". Era una manera graciosa de invitarnos a madurar, a asumir lo que haciamos y a no estar continuamente justificandonos. Creo que la frase tiene mucha actualidad, porque si hay que caracterice a tantos es estar continuamente echando las culpas a otros.

Por una parte se es incapaz de asumir responsabilidades por lo hecho y por otra el sentimiento de culpa ahoga. Son los dos extremos del infantilismo que campa por sus respetos en nuestra sociedad posmoderna, en ninguno de dos casos se asume la madurez.

Lo propio de las personas maduras es poner las cosas en su sitio, asumir y apechugar con lo que se hace y no lloriquear buscando consuelo y justificación. La responsabilidad por esta manera de comportarse es, en primer lugar, de uno mismo; pero también de los dirigentes políticos, la cultura imperante y los medios de comunicación.

De tanto hacernos creer que sólo existen derechos nos han vuelto idiotas. Y es que la vida no es como nos la pintan.

Anuncios
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Isabel Díaz

     /  14 abril, 2010

    La persona madura sabe que la queja de nada sirve y saca experiencia de los errores. No sólo aprende de ellos sino que crece en humildad, por lo que el resultado final es positivo.
    Lo que da pena es ver cómo se politiza el “victimismo”, que engendra rabia y resentimiento social. Es una lástima porque se pierde la noción del deber correspondiente al derecho. Claro que en una sociedad que niega a Dios, en último término, ¿a quién han de rendir cuentas? Sólo importa que “no te pillen”, con lo que se construye es en falso.

    Responder
  2. Una persona madura toma decisiones considerando más variables que su solo deseo. Pero ¿quién enseña hoy lo que es una persona? Ahí hay una grieta… Puede pensarse que en una sociedad de consumo es más ‘rentable’ que el individuo común se deje llevar, porque así será más permeable a campañas diversas.
    No obstante, señor Cuevas, Vd. muestra como hoy sigue siendo necesario dejarse enseñar por quienes pueden y quieren hacerlo. También por quienes saben. Por cierto, seguro que si ese profesor hoy pudiera leer su post se sentiría tremendamente orgulloso, como esos del salmo que sembraban entre lágrimas y cosecharon entre cantares. Y eso justifica la vida de un hombre, al menos en parte.
    Por cierto, no suelo comentar todos los post, pero los sigo de cerca. Cada uno elige a sus maestros. Muchas gracias y mucha audacia, D. Aníbal.

    Responder
  3. Anibal

     /  15 abril, 2010

    Efectivamente D. Eusebio, asi se llamaba, han pasado 30 años!!! era un gran maestro. Recuerdo más frases suyas y sobre todo su sorna y chispa. Pedro, me honra que lea Ser Audaces, muchas gracias por su apoyo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.368 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: