El matrimonio como una alianza objetiva

Estoy leyendo un artículo de Jutta Burgaff, una intelectual a la que tuve la suerte de oír y conocer hace un par de años en el IESE. El artículo se titula "Proteger el matrimonio" y comienza por el principio, situándonos en la esencia del matrimonio. Si lo entendemos como una alianza basada en los sentimientos o las sensaciones, la base es muy debil y el compromiso prácticamente imposible de cumplir.

Sin embargo si hablamos de una alianza objetiva, de algo basado en el compromiso de querer superar cada día, saber que pueden surgir tentaciones y conflictos que nos inviten a abandonar pero que la fidelidad no es solo posible sino fuente de felicidad. El matrimonio no puede estar basado en una actitud burguesa, comodona, meramente espontanea.

Los momentos de crisis que surgen en todo aquello que está vivo pueden servir para hacer más fuerte el compromiso. Se crea o no en la indisolubilidad del matrimonio, la mejor manera de cimentar uno duradero es actuar como si lo fuera; sólo de esa manera se pueden mantener las ganas.

En los próximos días iré exponiendo algunos de los consejos que Burgaff plantea para proteger el matrimonio. Una institución que facilita una sociedad más fuerte y equilibrada y unas personas, mayores y niños, más felices.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Isabel Díaz

     /  12 junio, 2010

    Lo que dice me parece genial siempre que el matrimonio no parta meramente de una decisión intelectual y voluntarista, pues se como decía en una obra de teatro: “Si alguien no te entra por el físico, se derrumba todo edificio espiritual”.
    Creo que es aplicable igualmente a concepciones antropológicas opuestas, formas de educación y ciertos grados de incompatibilidad de carácteres. Algunas veces las personas evolucionan en sentidos contrarios hasta hacer difícil reconocer aquel con el que se casó, se madura a diferentes ritmos y la convivencia puede llegar a ser insoportable.
    No se puede ir a contrapelo siempre. Puede haber ocasiones en que la separación salvaguarde un matrimonio antes de que llegue la sangre al río.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.368 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: