Con ideas sencillas

Según un estudio publicado por la IFFD (Federación internacional para el desarrollo de la familia),uno de cada cuatro padres se sienten desbordados a la hora de educar a sus hijos. Muchas pueden ser las razones, algunas objetivas, otras subjetivas.

En cualquier caso, el motivo de este post es tocar uno de los motivos que considero fundamentales, a saber, muchos padres no dan importancia a su labor, no se forman y, en muchos casos, no saben disfrutar de la vida de familia cuando los hijos son pequeños o adolescentes. Olvidan que la familia y la educación de sus hijos se hace desde que son pequeños, cuando los problemas no son graves. Llegada la adolescencia generalmente se recoge lo sembrado.

La presidenta de IFFD, Marina Robben, afirma que es mejor la prevención que esperar a que los problemas aparezcan. La prevención es más efectiva y puede hacerse desde ideas muy sencillas. Cuando tanto se habla de excelencia, de estar al día, de hacer masters o de reciclarse profesionalmente; hemos de recordar a tantos que ser padre es mucho más importante, que cuando se trae un hijo al mundo se está tomando una decisión muy seria y que no basta la improvisación. El tiempo corre en contra.

Por eso la labor que desarrolla IFFD en todo el mundo es tan crucial, el apoyo y la formación de las personas como esposos y padres; y con ideas sencillas, como a mí me gusta.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Anónimo

     /  27 septiembre, 2010

    No sé si era Pitágoras el que decía: “Educad a los niños y no tendréis que castigar a los mayores”.
    Y una madre le preguntó a un sabio: “¿A qué edad debo empezar a educar a mi hijo?” El sabio le preguntó: “¿Qué edad tiene su hijo?”. “Dos años”, respondió la madre. “Pues ya llega tarde”, repuso el sabio.
    Nunca imaginé hasta qué punto era verdad.

    Responder
  2. La primera infancia no es una sala de espera, sino una escuela intensiva de descubrimientos, llena de necesidades intelectuales y afectivas que es necesario colmar. Si un padre y una madre no situasen al infante, asiduamente, ante la posibilidad de aprender muchas cosas, estarían dejando perder el mejor y más rico periodo de aprendizaje que va a tener su hijo. Desde el punto de vista del desarrollo cerebral, el objetivo de la educación es fomentar la cantidad y la calidad de las conexiones neuronales de las células que constituyen el cerebro. Y en este tema es necesario saber que los estímulos del entorno juegan un papel fundamental en la constitución y mantenimiento de dichas conexiones y que cuando el cuerpo humano está mejor preparado, con diferencia, para constituirlas, es precisamente durante esta primera infancia. Un niño al que se le ha estimulado mucho y bien la inteligencia, con buenos hábitos de comportamiento y que ha crecido con un fuerte sentimiento de cariño de sus padres, es un candidato seguro y preparado para alcanzar la felicidad.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.368 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: