¿Ser ama de casa?

Hay temas muy pero que muy complejos que, además de ser conflictivos, se despachan con demasiada ligereza y casi siempre encerrados en parámetros ideológicos o en ideas política y socialmente correctas.

La experiencia me ha demostrado durante muchos años que si hay algo que provoca chispas en lo concerniente a la familia, es sin duda el papel de la mujer como ama de casa. Hoy es muy raro encontrar casos en los que la madre de familia elige únicamente ser ama de casa renunciando a una vida profesional fuera de ella. Las razones son diversas, las respeto todas.

Estoy seguro que ya a estas alturas de lectura habrá más de un lector encendido por lo que acabo de escribir. Y es que la labor del ama de casa es vista como la peste, como algo marginal, un mal rollo que hay que cumplir y que es mejor sufrir entre todos.

Sin embargo conozco casos de mujeres perfectamente preparadas, cultas y femeninas que deciden renunciar a un futuro profesional porque consideran que su sitio es su hogar, su función es cuidar a su marido y a sus hijos "full time", hacer de su casa un hogar agradable dónde apetece estar, crear una cultura de familia propia.

Por supuesto que respeto las decisiones que cada mujer, cada matrimonio, cada familia tome sobre su vida. Lo que me rebela es el menosprecio con el que se trata en demasiadas ocasiones a quien dedica todo su tiempo a "sus labores".

Tengo muy superada y asumida, por formación y creencia, la igualdad de todas las personas. Se que no escribo desde la cultura actual y que eso hace dificil que se entienda lo que pretendo transmitir.

He escrito este post a partir de una idea que me ha venido esta tarde a la cabeza y que rápidamente he twiteado, la dignidad de lo que hacemos depende de nosotros mísmos: "Sólo tú puedes transmitir la grandeza y dignidad de lo que haces. A ver si lo leen muchas amas de casa y ponemos esa misión donde merece". Yo la tengo en un altar

Anuncios
Deja un comentario

9 comentarios

  1. Mariló

     /  9 mayo, 2011

    Te doy las gracias por tu estupendo artículo y estoy totalmente de acuerdo contigo. Soy ama de casa y estoy harta de oir que si eres una mantenida,que si no te aburres todo el día en casa, que por qué no te buscas un trabajo…… ¡cómo si en casa no se trabajara…!
    Lo que pasa es que estamos en una sociedad tan materialista y mercantil que la valía de nuestro trabajo está en función del dinero que ganemos y si no ganas un sueldo, resulta que no “trabajas”. Pero a mí me da igual lo que opine la sociedad pues se que hago más falta en casa atendiendo a mi familia y ofrezco también mi trabajo diario al Señor. ¿Qué más se puede pedir? Por supuesto, si mi marido se quedara sin trabajo trabajaría fuera, pero de momento me lo puedo permitir y soy feliz. Un cordial saludo. Mariló

    Responder
  2. María Lourdes Benito

     /  10 mayo, 2011

    Yo,por motivos de salud,me convertí en ama de casa a la fuerza. He de decirles que si al principio fue duro,ahora,no lo cambiaría por nada del mundo.Cada vez que cumplo con mis tareas domésticas,recuerdo que éstas también eran las de Nuestra Madre del Cielo y se las ofrezco a Ella.
    Me satisface saber que lo primero y lo último que ven mis hijos,es mi cara.Cosa que no pasaba cuando trabajaba.
    Soy una ama de casa orgullosa de serlo.Y aunque ello a significado pérdidas ecónomicas,los beneficios por estar en el hogar, han sido mucho mayores.

    Responder
  3. Gracias. Muy necesario y conveniente decir estas cosas. Y no digamos el papel de la madre en casa cuando tiene niños pequeños, ¿donde estarán mejor y más felices que todo el día con mamá?
    No debería ser un privilegio para unas pocas, si no financiado y apoyado por las políticas familiares. En otros países desarrollados se hace, se reconoce esa labor educadora de la mujer madre “full time””, pero aquí…

    Responder
  4. El trabajo de ama de casa es uno de los más importantes que existen. Si yo no lo hiciera tendría que pagar a alguien o cargar de tareas a mi marido y mis hijos. Creo que es algo muy valioso.

    Responder
  5. Anónimo

     /  10 mayo, 2011

    Hasta las feministas están de vuelta de la cuestión. La supuesta liberación del hogar es falsa. Que cada cual haga lo que crea necesario y conveniente en su caso o acabará al dictado de los demás.
    Cuando no hay maridos que se acomodan a que sea la mujer la que mantenga la familia, lo exige la misma sociedad con el supuesto de que hoy en día “hacen falta dos sueldos para mantenerla”(y así poderte colocar toda clase de “servicios” y oportunidades, como “ir de viaje”, salir a “restaurantes” o “gastos de imagen”,lujo etc…
    Y aunque no son cosas malas en sí, nunca se tiene bastante, acabando por exigirse.
    Más vale tener menos pero vivir en paz.

    Responder
  6. Pilar

     /  11 mayo, 2011

    Si las amas de casa tuvieran sueldo, vacaciones, pension etc…. habría muchas, muchísimas más. Si se considerara que es un trabajo con dedicación exclusiva y se le tratara como tal muchas cosas en la familia española actual cambiarían.
    Divorcios, abortos etc no son ajenos a este tema.
    Dia sí y día tambien me cruzo con madres agobiadas, infelices, insatisfechas con tanta dedicación parcial a todo, tanta sensación de chapuza general acaba pasando factura.
    Así que votemos a los que realmente tocan el tema sin prejuicios y con libertad y sinceridad, el dia 22M podemos hacerlo.

    Responder
  7. Yo veo lo de “ama de casa” hoy en día muy relacionado con ser “madre full time”, es decir, con cuidar de los hijos cuando son pequeños sin tener que delegar ese cuidado y educación a terceros.
    Hace poco oíamos a Valeriano Gómez decir que debía ser obligatorio “escolarizar” a los niños recién nacidos, esta vez la razón no es por la socialización pues sería demasiado ridículo, es por la conciliación obligatoria trabajo-casa, quieras o no quieras. Prohibido cuidar de los hijos.
    P.S. Y aunque aquí llegamos a estos extremos, no sólo en España se desconfía de la familia como primera educadora y socializadora, sino lean esta noticia, en que un juez obliga a escolarizar a cuatro niños, uno de ellos de tres años, de una familia numerosa “por la socialización”.
    http://www.hslda.org/docs/news/201105060.asp
    .

    Responder
  8. Javier

     /  12 mayo, 2011

    Nada que objetar. Si una persona, hombre o mujer, decide quedarse en casa y atender a los hijos y a su mujer o marido, dejando a su pareja el trabajo remunerado me parece muy bien. La cuestión es la libertad y que ni la escuela ni la sociedad impongan un determinado rol a nadie.

    Responder
  9. maria

     /  9 julio, 2011

    tengo 34 años y soy ama de casa porque lo he elegido yo. Quiero educar a mis hijos, no quiero que los eduque ni el colegio ni nadie que tenga en casa. Me siento muy orgullosa de ello; y creo que a la gente le molesta, pero no porque no cobremos, o no se valore (estamos muy valoradas por nuestros hijos, maridos… ya que siempre que nos necesitan estamos y su cara de felicidad es el mejor premio que nos pueden dar), ni nada por el estilo ya que como has dicho el valor lo damos cada persona. Creo que molestamos porque es lo que les gustaria estar haciendo y se lo recordamos. Vamos contra una sociedad qu obliga a todo el mundo a trabajar para poder tener oas mejores vacaciones, coche, casa, televisión, lavadora…. cuando realmente no es necesario y vuelvo a decir estar allí para ver la sonrisa de mis hijos es el mejor regalo que me pueden dar

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: