Padres eficaces

Vivimos tiempos que se caracterizan, excesivamente, por las meras buenas intenciones que en demasiadas ocasiones se quedan solamente en eso. Los hechos demuestran que para hacer no bastan los propósitos, es necesario actuar. No es suficiente querer ser mejor, los buenos pensamientos deben salir de uno mismo, manifestarse al exterior, corregir conductas.

Creo que la idea encaja en cualquier aspecto de la vida: la familia, el trabajo, la política, la vida social; y como no, en la tarea de ser no sólo buenos padres, si no padres eficaces que ponen los medios para ejercer su función. Decía el profesor García Hoz que la eficacia de los padres como tales pasa por tres aspectos: presencia, conducta y conversación. Los tres ayudan a construir algo indispensable para una buena educación, un factor invisible y constante: el mejor "ambiente familiar".

Y como decíamos al principio de este post; el ambiente familiar no se encuentra ni tan solo se piensa si no que se construye. En próximos post desarrollaré estas ideas.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. bueno la verdad creo que los padres seran mucho mas eficientes si se conversa mas con los hijos… esta muy bueno el post.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.403 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: