Cinco hábitos para que te vaya bien el día

Hay quienes esperan a que un buen día les llegue, incluso piensan que tienen derecho. Hay otros que desde que se levantan ya están haciendo que ese sea un buen día. Aquellos posiblemente no lo disfruten , estos seguro que sí. Son aquellos que cuando se levantan de la cama dan gracias por el nuevo día, los otros se centran en lo mal que han dormido o en el dolor de espalda.

Los que van a tener un buen día sonríen a quienes tienen alrededor, aunque sea despeinado y con algún bostezo. Piensan en las personas a quienes van a ver durante el día y se proponen sonreírles para que les vaya mejor.

Las personas a las que les va a ir bien el día,  en vez de ser cenizos y dificultar la vida a los demás, intentar hacer el día más liviano. Ayudan sin que se note, animan, no riñen; aportan soluciones, no pegas.

En el trabajo en vez de hacer una chapucilla – total, no se va a notar-; descubren la grandeza de hacer bien lo pequeño, aunque aparentemente nadie lo vea.

Antes de acostarse, dan gracias por el día; aunque no hayan salido las cosas como querían y aunque estén cansados. Y antes de cerrar los ojos se dicen “mañana volveré a intentarlo”.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: