La mayor motivación

Tema complejo el de la motivación del ser humano. ¿Cuantos males se achacan a la falta de motivación, en el trabajo, en el colegio, en la vida? Una supuesta falta de motivación justifica muchas dejaciones o sinsentidos.

No pretendo agotar el tema, pero sí reflexionar sobre un par de ideas que a mí me van bien. Karol Wojtyla afirmó que uno de los grandes dramas actuales es que el hombre ya no se conoce, idea que comparto y que debe llevar a la reflexión.

Se pueden distinguir dos factores que a veces se confunden, uno es la razón o el motivo por el que hago algo, y otro son las ganas con que lo hago.

Generalmente se suele confundir la falta de motivación con las pocas ganas, con la alergia al esfuerzo. Cuando decimos que no estamos motivados, en muchas ocasiones debiéramos decir no me apetece, y casi siempre es porque no hemos encontrado la razón.

Y es que motivación no es tener ganas, sino tener motivos.

El hombre ha derivado en un ser básicamente afectivo, el bien y el mal, la verdad y la mentira, el hacer o no hacer pasa directamente por los sentimientos, son estos los que deciden y ejecutan. No somos conscientes de que esta manera de actuar es muy peligrosa, los estados de animo son tremendamente influenciables, cambiantes y manipulables. Su función no es decidir, sino acompañar, empujar, animar.

La motivación debe buscarse en el ámbito de la inteligencia y la razón (se encuentran razones pensando), tomar una decisión y ponerse en marcha con fortaleza y constancia acompañando todo con la pasión. Viviendo con pasión, no por pasión.

Son muchos y de distintos niveles los motivos que podemos tener para actuar: el ego, el prestigio, la autosatisfacción, contribuir a hacer una sociedad mejor, ayudar a los demás ….. Al final todo se reduce a: yo o los demás. Algo que, por otro lado, es perfectamente compatible

Cercano ya el día de Navidad, ¡que mejor ejemplo que el de un Dios Creador que se hace Niño por Amor! ¿Cabe mayor motivación que hacer las cosas por amor y ofrecérselas a ese Niño?

¡Feliz Navidad queridos amigos de La felicidad de andar por casa y que Dios os bendiga en 2017!

 

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Sobre mí

  • Elige tema

  • Mis libros

  • Únete a otros 2.368 seguidores

  • Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: