3 grandes capacidades del hombre

Estar atentos a lo que dicen los niños supone momentos de alegría y diversión. En ocasiones también nos interroga y podemos disfrutar de una “sabiduría” natural, infantil, libre de prejuicios. Hace unos días una de mis nietas le preguntó a su madre que si los chimpancés sabían que eran chimpancés. Vaya usted a saber porqué se le ocurrió esa pregunta.

A mí, su abuelo, me hizo pensar y darle vueltas. Los chimpancés no saben que lo son, los perros tampoco, ni las ballenas ni los delfines; no digamos ya los mosquitos o las hormigas. Sólo el hombre sabe que es hombre. ¡O no!

Juan Pablo II pronunció una frase que me impactó mucho pero que no he encontrado. Decía más o menos que el hombre ya no sabe más quien es, no se conoce. Y pienso que ese es uno de los grandes dramas de la humanidad. Lejos de no saber quién es, piensa que es lo que no es.

Existe un sentir muy general de que el hombre es el mayor mal sobre la tierra. Para muchos, es un monstruo culpable de todos los males, algunos llegan a afirmar que debiera desaparecer de la faz de la tierra.

Un cristiano no puede pensar esto, sería enmendarle la plana a Dios que nos creó a Su imagen y semejanza. Claro que si algo caracteriza también a nuestro tiempo es recriminarle a Dios todos los males que sufrimos: terremotos, tsunamis, pandemias, la enfermedad …. ¿Cómo puede permitirlo? Sobre esto ya escribí la semana pasada

Juan Pablo II  reflexionó, escribió y habló mucho sobre el hombre, sobre el sentido de la vida, sobre el sufrimiento, sobre el amor. Sería bueno leer o escuchar de vez en cuando sus enseñanzas: encíclicas, audiencias, viajes … Era un gran conocedor y defensor del hombre.

Dios nos creó a Su imagen y semejanza. Con 3 grandes capacidades: conocerse, reflexionar y tomar decisiones, decidir con libertad. El único ser creado capaz de pensar, discernir y darse amando libremente. Por eso hay tanta gente buena en el mundo, tantos santos de la puerta de al lado

Hay muchas ideologías y filosofías tóxicas que envenenan el alma del hombre. Por un lado le hacen creer que es algo banal, inútil; pero por otro le culpan de todos los males. Son ideologías que colectivizan o atomizan a la persona humana, despersonalizan al hombre. Están en mucho de lo que leemos y vemos, y cuando Dios no es aceptado en nuestra vida somos muy vulnerables a ese sin sentido de la vida.

El hombre es persona: ser capaz de conocerse y conocer, de amar y ser amado. Es cierto que también es capaz de pequeños y grandes males, pero también de arrepentimiento y reparación. Dios nos creó y vio todo lo que había hecho y era muy bueno

Ahora que #yomequedoencasa da lo mejor de ti mismo y demuestra el gran valor de tu vida.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: